Autor: Francisco

Los problemas técnicos de la carne no animal

Si ayer hablábamos de las futuras ventajas de la carne no procedente de animales sacrificados, hoy os pongo un artículo sobre los problemas que todavía quedan por resolver.

https://naukas.com/2018/12/10/carne-de-laboratorio-no-todo-es-color-de-rosa/

Entre otros, la dependencia del suero de procedencia animal, la necesidad todavía de antibióticos y, por supuesto, las reticencias de los futuros consumidores.

Quedan años, incluso décadas según algunos, para que tengamos estos alimentos en nuestros supermercados a un coste más barato que el de procedencia animal. Pero tenemos que conseguirlo.

Anuncios

Una idea sobre la compensación eléctrica

Tras leer este artículo:

https://www.eldiario.es/alternativaseconomicas/anos-raro-tener-autoconsumo-casa_6_845925415.html

…retorna a mi mente la idea de que es necesario que en el futuro logremos una trazabilidad retroactiva de los beneficios de las eléctricas y de cómo han retribuido a sus accionistas.

En palabras sencillas. La gente deberá recuperar el dinero que se le haya cobrado de más en la factura de la luz usando técnicas oligopolísticas y manipulación de mercado.

No sé qué tecnologías serán necesarias para ello, inteligencia artificial, arqueología digital forense, inferencia retrospectiva económica, blockchain, o alguna otra que ahora mismo ni imaginamos. Pero llegará el día en que ese dinero volverá a sus legítimos propietarios.

El primer filete ‘carne cultivada’ (sin sacrificio animal)

Una de las esperanzas de la Humanidad para convertirnos en la especie que deberíamos ser, pasa por que logremos eliminar el sufrimiento animal a la hora de alimentar a los miles de millones de seres humanos.

Para ello existen varias líneas de investigación. Unas que tratan de desarrollar carne mediante diferentes técnicas de crecimiento en factorías. Otras que intentan dar el sabor de la carne a materias primas vegetales, haciendo hamburguesas de origen vegetal pero con sabor inconfundible de los diferentes tipos de carne animal.

Las dos eliminan de su cadena de producción el sufrimiento, los antibioticos y pesticidas y permiten ahorrar inmensas cantidades de agua, energía y emisiones de CO2.

Personalmente espero que se desarrollen ambas, y que los consumidores tengamos una gran variedad de carnes éticas donde elegir.

De momento, aquí os dejo un paso más en esta dirección.

Artículo:
https://innovadores.larazon.es/es/not/este-es-el-primer-filete-de-carne-cultivada-sin-sacrificio-animal

Se acabó el espectáculo: Apple Music Connect cerrará por completo en mayo de 2019

Hoy nos despertamos con esta noticia.

Apple no me parece tan diferente a Facebook y Google en sus políticas. Por mucho que digan que ellos son distintos.

Lanza algo, compromete a artistas y usuarios y cuando no les da el resultado que esperaban lo borran de un plumazo. Ni el histórico guardan.

Ganar decenas de miles de millones cada trimestre debería dar para mantener estas iniciativas, pero claro, cuando te enfocas en el dinero, y no en los productos, pasa lo que pasa, que cuando los mercados deciden que no ganas bastante y cae el valor de tus acciones, tienes que recordar iniciativas.

https://www.applesfera.com/general/se-acabo-espectaculo-apple-music-connect-cerrara-completo-mayo-2019

Getafe como potencia a nivel europeo en Inteligencia Artificial industrial

Como sabréis, me interesa todo lo relacionado con la Inteligencia Artificial y las nuevas tecnologías, y también tratar de convertir mi ciudad, Getafe, y la zona donde resido, el sur de Madrid, en un centro neurálgico de innovación.

Hasta ahora no e tenido demasiado éxito, quizás sea una tarea demasiado grande como para que una sola persona pueda lanzarla siquiera, así que estoy tratando de buscar gente que comparta esta misma visión y esté dispuesta a trabajar por ella.

Bien, una de las posibilidades que existen para convertir el Sur de Madrid en un centro neurálgico a nivel continental de la IA (Inteligencia Artificial) es aprovechar la situación de esta industria en Europa.

Numerosos líderes de la Unión han expresado su intención de convertir sus naciones en potencias en la industria 4.0 y en Inteligencia Artificial. Alemania, Francia, Reino Unido. España no. Y debería.

Uno de los puntos flacos que se han detectado en la estrategia de estos países es su incapacidad de trabajar unos con otros más allá de las palabras. España, sin embargo, posee los elementos necesarios para convertirse en un socio fundamental para cualquiera de ellos, dada nuestra idiosincrasia. Poseemos el talento, la capacidad de innovación y de trabajo, la creatividad y el carácter necesarios, y no tenemos los aires de grandeza que hay en otros países y que torpedean cualquier acuerdo serio de colaboración franca y sincera.

Estoy pensando en el acuerdo entre Berlín y París para crear un eje con dos núcleos que impulse la IA en sus respectivos países. El acuerdo parece estar haciendo aguas por las reticencias francesas y por la complejidad federal de Alemania.

El Sur de Madrid podría convertirse en lo que ellos necesitan para relanzar este pacto y que funcione. Primero, porque el talento que hay en Madrid en nuevas tecnologías la sitúan en primera línea de la innovación en Europa. Segundo, porque pronto estará digitalmente mucho mejor conectada que cualquier otra capital, y tercero, porque la calidad de vida que aquí existe permite atraer talento no sólo pagando enormes sueldos, sino ofreciendo oportunidades personales que no hay en ningún otro lugar.

Sí, desde Madrid y su zona sur tendremos que trabajar muy duro para ofrecer también las infraestructuras necesarias para ello, tecnológicas, sanitarias, de logística, etc. Pero contamos con toda una industria que puede integrarse en la iniciativa y que permitiría servir no sólo de centro de innovación, sino de núcleo de experimentación de las nuevas tecnologías.

Sólo a mi alrededor conozco gente que posee talleres de impresión 3D en un garaje, tiendas  de creación online, grupos que quieren montar makerspaces, supermercados ecológicos, consultas online…en nuestra zona hay ganas de hacer cosas y recursos humanos para hacerlas.

Sólo falta voluntad y poner los medios políticos y de coordinación necesarios.

En ello estamos.

 

stock-photo-automobile-production-605472758sgertyb6766.jpg

 

Creando la primera Fundación clase Omega

Permitidme utilizar esta terminología, usada en los cómics para definir lo más alto de una escala.

Como bien sabréis uno de los pilares con los que algunos contamos para solucionar los problemas del mundo es la filantropía. Aquí hemos hablado en muchas ocasiones de ello, quizás la más reciente con la llegada de nuevas fortunas al movimiento.

También somos conscientes de las muchas limitaciones que este movimiento tiene a la hora de cambiar las cosa, y desde luego, no nos dejamos impresionar por unas grandes cifras de donaciones que, ante los problemas del mundo, suenan casi ridículas en realidad.

Hablamos de donaciones de docenas, cientos e incluso de miles de millones de dólares, dedicadas a proteger a los pobres, a mejorar la educación, a promover el Arte o a defender el medio ambiente. Por bien que puedan sonar estas donaciones, somos conscientes de que ni siquiera unas cifras de miles de millones de dólares pueden realmente crear un cambio fundamental en el mundo, aunque, por supuesto, toda mejoría es importante.

Para solucionar esto he ideado la figura de la Fundación Omega, en referencia a las escalas que ponen el Omega en lo más alto de las capacidades.

La Fundación Omega es en realidad una fundación de Fundaciones, o una coordinadora de Fundaciones a nivel global, dirigida como si fuese una empresa, con su propio Consejo de Administración y que trataría de coordinar los esfuerzos filantrópicos de todas las personas, grupos y fundaciones e instituciones asociadas.

Es un sueño en el que imagino que gente como Bill Gates, Warren Buffet, Elon Musk, Jeff Bezos, los creadores de Google y Facebook, filántropos tradicionales y fundaciones de siempre, millonarios y multimillonarios de todo el mundo con inquietudes filantrópicas (¿Ola, Sres. Ortega, Ma y Slim?) y diversas ONG´s e instituciones oficiales nacionales e internacionales unen sus recursos para solucionar de una vez por todas los mayores problemas del mundo.

Estoy hablando de crear una Fundación de fundaciones que manejasen entre todas más de un billón de euros de dólares en recursos físicos, e igual de grande en cuanto a los recursos humanos y la influencia que pudiese reunir. Por eso se llama Fundación clase Omega.

 

alfaomega ruhtvoeiruyouvi.jpg

 

Esta Fundación de fundaciones coordinaría los esfuerzos de todos sus socios para que tuviesen un impacto mucho mayor, y no sólo lo haría con un Consejo de Dirección experimentado, y con equipos de campo de acción rápida que acudiese a apoyar determinadas acciones desde todos los ámbitos (financiero, logístico, médico, científico, político, de seguridad…). También actuaría apoyada por algoritmos de inteligencia artificial que buscasen todo tipo de conexiones y sinergias implícitas y no visibles a simple vista.

Imaginaos el potencial de esta idea con un proyecto cualquiera, tomaré uno de los que apoyo, la Misión Rabies de la OMS, que prevé salvar 60.000 vidas al año terminando con la rabia canina en el mundo, una enfermedad terrible.

Para ello, según los estudios de la OMS, bastaría con vacunar al 72% de la población canina en los países afectados por la rabia (y, supongo, a las demás mascotas y animales domésticos callejeros).

El algoritmo de inteligencia artificial determinaría los mejores lugares donde empezar para obtener un mayor impacto y más rápidamente, demostrando los beneficios de la misma.

Artistas y medios de comunicación asociados realizarían campañas de concienciación, al tiempo que las instituciones veterinarias y sanitarias recibirían ayuda en forma de médicos, vacunas, veterinarios, formación, mano de obra voluntaria y profesional, etc.

Empresas asociadas como Alibaba, Google y Amazon ayudarían a distribuir las vacunas  para los animales utilizando sus poderosas redes logísticas, drones, etc. Y al mismo tiempo distribuirían de forma gratuita las vacunas (muy caras) para aquellos que hayan sido mordidos por animales.

Mediante algoritmos y seguimiento web se harían estudios de la incidencia en determinadas zonas para ir ajustando la misión, y una vez comprobado el éxito y el mejor modo de hacer las cosas se extendería el alcance de la misma.

Claro, todo ello apoyado por algunas de las mejores mentes contemporáneas de los negocios, la ciencia y la política y por los recursos de ONG´s, fundaciones e instituciones públicas e internacionales con recursos de billones de dólares.

Dados estos recursos, sería fácil imaginar que pudiesen llevarse cinco, diez, o incluso veinte campañas como ésta, aprovechando las sinergias y compartiendo recursos. Los mismos médicos que viajan a las zonas del Proyecto Rabies podrían dar charlas sobre el SIDA, o sobre la malaria. Los voluntarios ayudar a construir pozos de agua o potabilizadoras, los ingenieros instalar paneles solares para las escuelas y baterías de respaldo para los hospitales, los ecologistas estudiar las especies amenazadas, los negociadores políticos fomentar la transparencia, los educadores llevar material y temarios a los colegios y los veterinarios mejorar la salud de los animales. Todo ello compartiendo recursos y reduciendo los costes que tendrían estas acciones desperdigadas e individuales.

Es sólo un ejemplo, quizás ni siquiera una organización así lograría mejorar el mundo de forma visible, la magnitud de los retos a afrontar son enormes, y su dificultad máxima, pero creo que es lo único que de verdad lograría acelerar un proceso que, para mi gusto, va demasiado lento. El de terminar con el hambre, la pobreza, los problemas de agua, algunas de las enfermedades más peligrosas del mundo, los problemas medioambientales como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y los plásticos en los océanos.

¿Cómo se podría hacer algo así? No lo sé.

Ni siquiera ala fundación Gates, con decenas de miles de millones de activos tiene la capacidad de gestionar un proyecto tan grande. Quizás ella, con el apollo de los firmantes del Giving Pledge, la participación de políticos y artistas de talla mundial como al Gore, Clintong, Bono o Leonardo DiCaprio, y un apoyo decidido de la ONU, podrían hacerlo. aunque tengo mis dudas, así que, de momento, todo seguirá siendo un bonito sueño.

 

Omega-Symbol-Fiery-Letter-Greek-Alphabet-And-Its-Meaning ergtegetg4tgv56.jpg

Los cinco retos mortales

Una de las mejores cosas de ser Singularista es que se reduce mucho el miedo a la muerte,  al menos su parte racional, pues en teoría, si todo va bien, en unas décadas el ser humano será inmortal, o tendrá su mente cargada en una máquina o habrá logrado vencer a la muerte mediante las técnicas SENS.

Sin embargo, siempre existe la posibilidad de que la Singularidad no llegue o de que cuando lo haga no sepamos gestionarla y nos perdamos, o incluso de que muramos antes de que ocurra.

Para este último caso, yo acudo a mi faceta humanista o filantrópica, entendiendo ésta como el amor por la Humanidad. Quiero contribuir, como ser humano, a que en mi paso por la Tierra las cosas hayan mejorado. Ya sólo eso es un éxito si por mi parte logro hacer que esto sea así.

La ONU tiene sus propios objetivos a cumplir antes de 2030, yo tengo mis cinco objetivos que espero ver antes de que morir o de que llegue la Singularidad.

odss-1440x808 srjhtv4uoyt5 tr eu547ub6i6bu.jpg

Yo los llamo los cinco retos mortales.

  1. Unificar la Humanidad en un sólo Gobierno Mundial
  2. Solucionar la crisis medioambiental
  3. Terminar con el hambre y la pobreza en todo el mundo
  4. Ver un desarrollo tecnológico bien dirigido
  5. Curación de las enfermedades raras

Como vais, son objetivos ambiciosos, pues supondrían en la práctica arreglar todos los problemas del mundo, pero creo que dado el progreso que estamos viviendo, así como la cantidad de gente y de medios dedicados a conseguirlos, se pueden conseguir en una década, como los objetivos de la ONU, a los que están muy ligados.

Pensadlo con detenimiento, al unificar la Humanidad se eliminarían una buena parte de las tensiones políticas que causan guerra y despilfarro. Si se solucionan las crisis ambientales (agua, energía limpia, biodiversidad, limpieza de los océanos) y se termina con el hambre y la pobreza, el resto de motivos para que surja un conflicto se desvanecería también. Sólo con la energía limpia universal y multiplicando las fuentes de alimentos ya se eliminaría la mayor parte de ellos. Los motivos religiosos desaparecerían cuando unificásemos todas las naciones y facciones en un objetivo común.

Una vez eliminadas las fronteras internas y la necesidad de un ejército en cada país se liberarían cada año unos 1,8 billones (europeos) de dólares. Cada año.

Pensemos en la magnitud de esa cifra. La Fundación Bill y Melinda Gates dedican cada año sólo una milésima parte de esa cantidad a la filantropía, y son la mayor fundación del mundo.

Si miramos al espacio, SpaceX, que tiene el lanzador más barato hasta la fecha y sigue reduciendo ele este de envío de gente y materiales al espacio, gasta unos 60 millones de dólares en poner en órbita un Falcon 9, y unos 140 en hacerlo con un Falco Heavy (todavía en pruebas). Si se emplease el dinero ahorrado en los costes de los ejércitos mundiales en explorar el espacio se podría contratar a una cantidad de gente brutal, millones de personas, para enviar cohetes al espacio, a razón de diez mil envío equivalentes a un Falcon Heavy, suficiente como para fundar una colonia humana en la Luna cada año (y una colonia en Marte, ¿cada cinco años?).

Con ese dinero se podría comprar a cada habitante de la Tierra un ordenador, un móvil o un equipo de conexión para garantizar el acceso a internet Global por derecho. O se podrían restaurar los ecosistema mundiales para evitar la pérdida de biodiversidad.

Si a eso añadimos que al eliminar la pobreza, se eliminan también muchos de los incentivos para la delinco¡vencía, se podrían reorientar las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado a colaborar en catástrofes, salvar vidas, etc.

Respecto a los puntos 4 y 5, me gustaría poder pensar que nuestra Sociedad no sólo ha comprendido que los avances tecnológicos y científicos son buenos, sino que deben ser disfrutados y revisados por toda la comunidad internacional (a lo que ayudaría el punto uno, por supuesto) y que aunque la mayoría de nuestras investigaciones vayan dirigidas al cáncer, la malaria, el SIDA y otras enfermedades globales, la gente que posee familiares con enfermedades raras tienen esperanza de cura. Para ello, tengo muchas esperanzas puestas en la técnica CRISPR, tan de actualidad estos días.

Bien, esos son los Cinco Retos Mortales (CRM) que me gustaría ver con mis propios ojos.

Veremos si lo conseguimos.

nasa-bandera-planeta-tierra ljrhbvyoirtpiy.jpg
Propuesta de bandera para un Gobierno Mundial, por la NASA