Nos quedamos sin trabajo

No soy tan optimista/pesimista como muchos expertos en Inteligencia Artificial y muchos no tan expertos que se han subido al carro a última hora, respecto a que las máquinas nos van a quitar el trabajo.

Llevo demasiado tiempo siguiendo esto de la singularidad y estudiando los ciclos de la tecnología como para fiarme de lo que digan aquellos que se dejan llevar por la fase de “pico” de digitalización, y sé que a esta sobreestimación de las capacidades de una tecnología le sigue una fase de desilusión cuando esas expectativas no se cumplen a largo plazo, para luego efectivamente explotar a medio plazo.

Vamos, que tendemos a sobreestimar lo que una tecnología hará a corto plazo y a subestimarla a corto plazo.

Por eso no creo que se vayan a perder tantos trabajos como algunos piensan (incluyendo expertos de firmas como McKenzie, PwC, del Foro de Davos, etc.).

Sin embargo, vamos a suponer que sí que va a suceder a corto plazo, y que en unos años, o una década, muchos de nosotros empezamos a perder nuestros trabajos, que no encontramos un nuevo empleo pues estos se reducen de forma drástica, y prestaciones como el desempleo se nos agotan.

La pesadilla de muchos de nosotros.

¿Qué hacemos cuando nos quedan muchos años de potencial laboral por delante, el mercado no demanda nuestras habilidades ni capacidades y encima se nos han agotado las prestaciones y ayudas?

La primera y obvia salida es montar algo por nuestra cuenta, hacernos autónomos, y tratar de emprender…pero es de esperar también que los trabajos de freelance y autónomos se vean afectados por la robotización, la digitalización y la IA, así que yo no tendría esta esperanza si este escenario se cumple.

Así que, sabiendo que esta posibilidad está en el horizonte ¿qué podemos hacer para evitar vernos acorralados por el progreso, y apartados? ¿que medidas puedo tomar ahora para garantizar mi supervivencia y la de mi familia o al menos, no tener un panorama tan negro?

Yo distingo tres tipos de acciones que podemos pelear ahora mismo, y no, ninguna de ellas es intentar oponernos al progreso o al desarrollo tecnológico. Esto sólo serviría para empeorar las cosas, porque haría que otros países tomasen la delantera e incapacitaría al nuestro (o a los nuestros) para competir en la economía, y proteger a sus propios ciudadanos.

El progreso tecnológico debe seguir, y debemos asegurarnos de que nuestros países y regiones siguen el ritmo, o nos quedaremos atrás sin posibilidad de reaccionar a los cambios que vendrán.

Así autoemplearnos no es una opción, ni detener el progreso, pero podemos hacer tres cosas:

  • Conseguir la Renta Básica Universal:

Debemos conseguir que nuestra Sociedad, que la economía y la política, vayan adquiriendo la conciencia y los recursos necesarios para implementar la Renta Básica Universal  (RBU).

Es decir, debemos lograr tasas de productividad crecientes que generen riqueza, que bajen los precios, así como establecer los mecanismos para recolectar hacia el sector público parte de esa riqueza y usarla para sentar las bases de la Renta Básica Universal.

Igualmente, debemos fortalecer las instituciones públicas para que cubran las necesidades básicas de una forma más eficiente y universal (educación, sanidad, pensiones, bibliotecas, seguridad…).

Esta lucha será tanto económica como política y algo es algo que pueda lograr una persona sola, aunque se necesita la contribución de todos, sino de todo un país.

  • La economía del regalo

La segunda acción que puedes hacer es potenciar lo que se llama economía agálmica, prosumismo o economía del regalo.

Crear ahora los mecanismos de creación libre de riqueza que te ayuden a tener ingresos en especie cuando llegue el momento.

Es decir, comienza a construir herramientas que te generen ingresos, monetarios o no, ahora o en el futuro, crear redes de networking que te apoyen en el futuro, y fomentar la riqueza libre en la sociedad en todas sus formas.

De esa forma, cuando lo necesites, podrás acceder a todos esos recursos que tú y mucha otra gente habremos creado para todos. Aquí incluyo todas las herramientas clásicas de prosumismo, desde blogs, webs, planos para impresión 3D, software libre, huertos urbanos, paneles solares, grupos vecinales de teatro, clubes de lectura, grupos ecologistas, etc.

Usa las redes sociales, los mecanismos vecinales tradicionales, las ONG´s, las nuevas tecnologías, energías renovables (ojo con la legislación), y tu capacidad creativa y de trabajo para generar riqueza hoy, que puedas utilizar mañana.

  • Minimalismo

Y por supuesto, comprarte (o bajarte uno gratuito) de los muchos libros de minimalismo que hay en le mercado, y que propugnan el decrecimiento del consumo, y así prepararte para obtener una vida más plena consumiendo menos.

La vida no es consumir, sino hacer, y vivir, y si empiezas ahora a te será mucho más fácil adaptarte a los tiempos duros, que si te ves obligado a ello.

Puedes usar lo que ahorres en algún tipo de inversión para el futuro (por ejemplo, comprar una impresora 3D que te ayude a producir tus propios bienes, como explicábamos en el apartado anterior, o un terrenito en el pueblo para mantener un huerto, lo que creas que puede ayudarte a capear los malos tiempos).

Bueno, son sólo unas ideas rápidas, nada más, pero espero haberme explicado bien, se trata de prepararse desde hoy mismo para no depender del dinero futuro, ni como sociedad, ni como individuos, ni como familias, por si todo lo demás falla.

noticias-sobre-tecnología-futuro-del-trabajo-en-España udvouyrotrvyr5yv807rty8057
Imagen de: IPMark.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s