White Singularity: Corporaciones Vivientes

Corporaciones Vivientes

Una de las instituciones que están destinadas a sustituir al Hombre en el dominio de la Tierra y la sociedad actual son las corporaciones.

Entidades no vivientes, que cada vez se comportan de forma más inteligente y autónoma.

En los próximos años o décadas veremos una explosión de esta inteligencia aplicada a los negocios, y la autonomía de las grandes empresas se incrementará exponencialmente.

Los consejos de administración y los accionistas perderán buena parte de su poder de decisión a base de automatizar procesos y decisiones de mercado.

El ser humano no podrá competir en la toma de decisiones rápidas con los procesos de inteligencia de negocio, e irá cediendo paulatinamente, pero cada vez más rápido, las decisiones de estrategia y táctica empresarial a sistemas automáticos.

Las empresas, como seres vivos incipientes, tejerán una red de sensores que alimentarán sus bases de datos, y los computadores locales o en la nube que automatizarán los procesos, y el ser humano se irá quedando, cada vez más, fuera del proceso, reduciéndose al final su participación a la simple toma de beneficios.

Existe, por supuesto, la posibilidad de que los seres humanos biomodificados, nanomejorados, o tecnopotenciados, se unan a las corporaciones y  a dichos procesos de toma de decisiones, pero el ser humano normal, tal y como lo conocemos hoy, verá reducida su capacidad de formar parte del mundo de los negocios en las próximas décadas.

Este proceso de automatización, irá acompañado, como ya hemos dicho, de la creación de una red de sensores, del establecimiento de sistemas de comunicación ultrarrápidos, de automatizaciones cada vez más ingeniosas, y de sistemas cada vez más inteligentes. Este proceso, como punto final de la evolución empresarial, tendrá como consecuencia probable la creación de las primeras corporaciones inteligentes.

Empresas multinacionales colosales, más grandes que nuestras propias compañías industriales, que extenderán sus redes conscientes por todo el mundo, y que serán consideradas casi como seres vivos.

Dicha consideración como entidades con derechos vitales se producirá probablemente a todos los niveles, incluso el nivel legal, y las convertirá, a todos los efectos, en los primeros organismos autónomos e inmortales sobre la faz de la tierra.

¿Cómo será posible que una entidad corporativa sobreviva en un mundo en el que los trabajadores escasean y el dinero monetario brille por su ausencia?

Nos encontraremos, a gran escala, ante la gran paradoja de la evolución capitalista. La tecnología irá destruyendo puestos de trabajo en las grandes empresas, lo que reducirá la base de clientes con ingresos monetarios.

Esta paradoja se resolverá, como explicamos en la sección correspondiente, con la aparición de diversas monedas que sustituirán a las tradicionales, y tan variadas como puedan ser la inteligencia, el tiempo de ocio, la energía y otras que no podemos ni imaginar.

La Humanidad dejará de moverse por dinero monetario, y las corporaciones negociarán y lucharán por el control de las nuevas fuentes de riqueza que vayan surgiendo.

Vida después de la muerte en el entorno corporativo transnacional.

Aplicando la lógica de la selección natural, es posible que la Humanidad llegue a asistir atónita a procesos tan extraños y extremos como el nacimiento de nuevos organismos por fusión de dos o más compañías, la muerte de corporaciones a manos de otras, el asesinato de empresas a manos de otras organizaciones, procesos de letargo auto provocados para subsistir a sequías de energía, inteligencia o tiempo, y eventos aún más extraños que se multiplicarán en los ecosistemas empresariales y tomarán su reflejo de los sistemas complejos naturales.

Es de suponer, que poco a poco, se crearán enormes colosos corporativos con múltiples divisiones. Que se agrupen en ecosistemas diversos, unidas por intereses o motivaciones comunes, como nichos financieros, productivos o comerciales.

Pero también, y a medida que la inteligencia se multiplique y alcance a cada capa de la sociedad, incluso a las más bajas, asistiremos al nacimiento de microempresas inteligentes al servicio de accionistas que no siempre serán humanos.

Y esta explosión de vida artificial irá acompañada del nacimiento de nuevos nichos, productos que los seres humanos normales ni entenderemos, clientes que serán ecosistemas empresariales y corporaciones en sí mismas, y en los que las transacciones de inteligencia, tiempo y energía se multipliquen, creando cada vez más entidades vivas o semiconscientes.

Las limitaciones de las finanzas, de trabajadores, de recursos, de capacidad de absorción de productos, de espacio y de capacidad del sistema de sostener transacciones que hoy en día limitan el número de empresas serán irrelevantes a medida de que la empresa inteligente, la empresa 3.0, empiece a tomar el control.

Las finanzas se tornarán efectivamente ubicuas y no rivales, y su actividad, lejos de agotar recursos, los multiplicará, así como la riqueza.

El conocimiento, los megaproyectos, la exploración del espacio, la investigación del nanoespacio, las patentes de nuevas e increíbles formas de vida, el comercio de biomasa, la recolección de energía o la investigación y la creación de nuevas formas de inteligencia empezarán a circular a velocidades increíbles, acelerando el crecimiento económico, la creación de nuevos productos y servicios y la evolución tecnológica.

El ser humano, como con tantas facetas del desarrollo tecnológico y social, corre el riesgo de quedar apartado de la evolución si no empieza a considerar la forma en la que quiere que las corporaciones desarrollen sus propias capacidades.

O empezamos a diseñar cómo encajaremos en el nuevo orden empresarial, o quedaremos fuera de un proceso acelerado de multiplicación de negocios, que irá acompañado de cambios sociales sin precedentes, que ya describimos en el capítulo dedicado a la Singularidad Económica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s