Crear Deflación

Muchas veces en este blog me habréis leído hablar en favor de crear deflación.

Hoy quiero volver a hacer hincapié en ello.

Los futuristas nos quejamos mucho de que el ritmo de innovación no parece lo bastante rápido como para cumplir con nuestros sueños.

Los economistas nos quejamos también de que la productividad no crece lo suficientemente rápido como para crear riqueza a ritmo suficiente para terminar con la pobreza.

Ambas facetas tienen un nexo común, un punto donde se encuentran, la deflación.

La deflación es una bajada de los precios.

En economía la deflación tiene la facultad de acoj… al más pintado. Pero para mí y muchos otros, la deflación tiene muchas cosas buenas.

La deflación continuada en los mercados (como por ejemplo la experimentada durante décadas) por los ordenadores, tiene la facultad de multiplicar la riqueza relativa de los compradores.

No es lo mismo comprar un ordenador de 1.000 euros hoy que hacerlo hace 10 años. O 20.

No compras, ni de lejos, lo mismo. Sino un producto 1.000 veces mejor.

Eso es a lo que deberíamos aspirar en la economía global. A crear una deflación generalizada en todas las facetas de la economía, y a aprender a trabajar y a vivir con ella. Como se han hecho en la industria y los mercados tecnológicos.

Encontrar una forma de evitar el efecto aplazamiento de la deflación (yo tengo alguna idea de cómo hacerlo, pero dejadme contároslo otro día) y mantener ritmos de consumo e inversión en bienes y mercados en continua mejora.

Porque imaginaos lo que conseguiríamos de lograrlo. Dentro de 10 años podríamos, por ejemplo, comprarnos al mismo precio que hoy una casa un 50% más grande y con muchos más equipamientos. Dentro de 15 el doble de grande, y en veinte o treinta años, para tu jubilación la casa de tus sueños en la playa o la montaña, con ese gimnasio, o esa biblioteca, o esa piscina, o ese jardín de tus sueños.

Es sólo un ejemplo exagerado de los más difíciles de conseguir (precisamente por el efecto aplazamiento del consumo), pero sirve para que imaginéis lo que se podría conseguir en otros campos como la electricidad, los alimentos o los alojamientos en hoteles.

Hoy leía un artículo que no puedo enlazar por la ley Google en el que hablaban de las cinco fuerzas deflacionarias. Hemos hablado aquí muchas veces de ellas, no voy a repetirme y ser cansino. Pero sí quiero que penséis lo que podríamos lograr usando la economía circular, la innovación tecnológica, la globalización, las energías renovables, etc. para aplanar los precios y conseguir más servicios por el mismo precio.

Os dejo pensarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s