Geopolítica Tecnológica

Debido al cambio acelerado de la tecnología los conceptos que han regido el mundo hasta ahora están cambiando. Todos. Y desde luego el marco de desarrollo de la Geopolítica no está libre de este cambio de paradigma.

De la Geopolítica de las naciones y los bloques políticos pasamos a una geopolítica de las empresas, y antes siquiera de que nos diésemos cuenta de lo que estaba pasando la cosa está cambiando de nuevo y asistimos a un nuevo nivel, la Geopolítica de la Tecnología.

Las tecnologías de la información, las biotecnologías, la inteligencia artificial, la robótica, las energías renovables están creando un nuevo marco de interactuación de los agentes sociales y económicos, y lo están haciendo de una forma desconocida hasta el momento.

Allí donde antes imperaban decisiones políticas o económicas, ahora las decisiones, interactuaciones e inversiones están profundamente influenciadas por las necesidades tecnológicas. Dónde instalar una nueva sede, qué empresas comprar, dónde trabajar, hacia dónde debe dirigirse mi país, mi educación o mi empresa, cómo hablo con mis amigos, cómo encuentro pareja, trabajo o una causa con la que colaborar.

Cada una de estas cosas y todas las demás están siendo tocadas, influídas y transformadas por la tecnología. Y pasa a todos los niveles, el personal, el empresarial, el nacional y el internacional, y esto está haciendo un mundo cada vez más extraño para quienes se encuentren anclados en el pasado y no sea capaces de evolucionar o adaptarse.

Cosas como el empleo para toda la vida, o directamente el empleo como lo conocemos, las relaciones sexuales y sentimentales, la definición de propiedad privada, el conocimiento, la propia verdad…todo está cambiando a una velocidad sin precedentes en la historia. Ni siquiera las revoluciones más dramáticas (la Revolución de Octubre, la Francesa o cualquier otra) crearán un impacto tan grande en nuestra evolución como Sociedad.

Cada vez nos vamos acelerando hacia mayores ritmos de cambio, y estamos llegando a un punto, quizás estemos sólo a una década de ello, que cada día viviremos cambios que superarán cada una de estas revoluciones. Y lo mejor, o lo peor, de todo, es que ni siquiera eso es la Singularidad Tecnológica. Por definición ésta se logrará cuando no seamos capaces de entender los cambios y éstos pasen más rápido de lo que podamos seguirlos.

Por supuesto, existe la posibilidad de que todo esto sea un bluf, un espejismo como tantos otros que han surgido y desaparecido en nuestra historia. Una burbuja, si lo preferís, de tecnología y expectativas de cambio.

Pero yo no apostaría por ello.

Y las razones que me llevan a decir esto están basadas en varios puntos:

  • Datos reales. Cada día se producen multitud de noticias sobre mejoras tecnológicas. Por supuesto podría parecer que el ritmo de cambio (para curas de enfermedades, nuevas tecnologías, energías renovables, etc.) no se produce realmente a la velocidad que esperaríamos, pero si lo miramos bien, veremos que éste ritmo es el más rápido en toda la historia de la Humanidad.
  • Inversión: jamás en la historia, ni siquiera durante las burbujas de las puntocom, se había invertido tanto dinero y en tantas tecnologías diferentes cada vez. Y la cosa no ha hecho más que empezar. Quienes no sigan los pasos de, por ejemplo, el gigante japonés de las comunicaciones Softbank que ha creado un fondo de inversión para dominar las tecnologías de la Singularidad (de unos cien mil millones de dólares), bueno, quien no trate de seguir su ritmo, no sólo se quedará atrás, sino que además desaparecerá del mapa.
  • Esto último se aplica lo mismo a empresas, fondos de inversión o países.
  • Además, la adopción de nuevas tecnologías se está acelerando, y cada vez se tarda menos en alcanzar una pasa crítica de usuarios. Sí, hay fases en las que la tecnología no parece despegar, forma parte de los ciclos normales de desarrollo, pero al final, las tecnologías útiles estallan y cambian el mundo.
  • Recordatorio: esto se están produciendo a todos los niveles (social, organizacional, empresarial, personal, nacional) y en tantas tecnologías (nanotecnología, biotecnología, robótica, exploración espacial, energía, inteligencia artificial, etc.) que jamás en la Historia se habían producido tantos avances en tantos sitios, ciencias y tecnologías a la vez.

Así que si unimos la cantidad de innovaciones que se están produciendo, su rápida adopción y una inversión creciente en nuevas tecnologías, creo que podemos afirmar que nos encontramos realmente ante algo nuevo bajo el Sol.

A esto yo lo llamaría una nueva geopolítica de la tecnología, y creará conflictos por cosas como la inteligencia (Guerras Grises), el conocimiento, la biomasa o el acceso al espacio.

Si estoy en lo cierto, o no, lo comprobaremos en un par de décadas, aunque mucho antes podremos atisbar cómo se irá desarrollando el Futuro.

 

descarga skjhtouewyouywg otg4o5tcv849v7845494v4ct845t835tc976t5c5.jpeg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s