Acumular riqueza para la Sociedad

Ya he escrito en una ocasión sobre esto antes, pero me parece importante recalcarlo, por su importancia para la Sociedad.

Debemos acumular riqueza para los ciudadanos.

La riqueza puede tomar muchas formas, desde dinero para pagar pensiones, tecnología y conocimientos, avances médicos, organizaciones públicas fuertes…el medio ambiente es una fuente de riqueza, y al mismo tiempo, riqueza en si mismo, la cultura también es riqueza. Las reservas de empresas, bancos y aseguradoras, las viviendas familiares, las leyes justas…

Todo aquello que mejore el bienestar, presente y futuro, de la gente es riqueza.

00_oro_26890 lhfg ehgtir tiu

Por supuesto para crear riqueza de verdad hay que tener en cuenta todos los elementos que intervienen en ese proceso, por ejemplo, quemar petróleo para producir energía no crea tanta riqueza para un país como poner paneles solare, pues crea la mayoría el empleo fuera del país y saca flujos de dinero fuera también. Tampoco crea tanta riqueza neta para el mundo, es decir, incluso si tenemos en cuenta los flujos monetarios que salen, la contaminación y el efecto invernadero que crea, así como la disminución de las reservas, la riqueza neta que crea para los ciudadanos del mundo es mucho menor.

Entonces, a la hora de crear y acumular riqueza para una sociedad debemos tener en cuenta tantos lo efectos positivos como los negativos a la hora de valorar cómo queremos hacerlo.

¿Y por qué queremos hacerlo?

Básicamente porque acumular esa riqueza para la sociedad, y no emplearla toda en consumo a corto plazo, es la mejor forma de garantizar el futuro para nuestros hijos.

Imaginaos dos países similares a España. Por simplicidad vamos a decir que ambos parten con un PIB anual de 1 billón de euros y que éste se mantiene constante durante una generación, unos 25 años sin tener en cuenta la inflación.

Uno de ellos ahorra cada año el 5% de su PIB, y el otro cada año consume más del 5% del PIB. Esto dará como resultado una apariencia de mayor prosperidad en el segundo país, pues consumirá más, pero tendrá como efecto un empobrecimiento del país, pues tendrá que pedir prestado para mantener su nivel de consumo (permitidme que simplifique mucho las dinámicas externa de balanzas de capitales, por cuenta corriente, etc., de ahí lo del PIB constante).

Al cabo de 25 años el país ahorrador habrá ahorrado (en maquinaria, en capital, en conocimiento, etc.) un 125% de su PIB, lo mismo que debe ahora el país que consumía de más.

Monetizando esto, el primer país podría estar un año sin necesidad de trabajar, todo el país, en una especie de retiro sabático total, y el segundo, estar trabajando el doble para pagar su deuda, porque si no, quienes heredarán la deuda serán sus hijos. Cada uno de sus hijos debe ya más de un año de salario para pagar lo que sus padres derrocharon. Y eso sin tener en cuenta intereses o el descenso poblacional, porque si la población se reduce o incluimos los intereses del dinero, los efectos se multiplican. El país rico sería inmensamente más rico y el pobre, bueno, demos por perdida la generación de nuestros hijos.

Por supuesto que hay formas de salir del hoyo si eres un país altamente endeudado que debe más de lo que tiene, y consume más de lo que produce (eso es el famoso déficit público, como país se gasta más de lo que se gana).

Las veremos un poco más adelante.

Pero permitidme primero hablaros de lo que Warren Buffet, el mejor inversor de la historia reciente, considera uno de los pilares de su fortuna, el interés compuesto.

El interés compuesto es algo que todos los que tenemos hipoteca, o hemos pedido un préstamo o estamos en un país endeudado, sufrimos. Es el dinero acumulado en intereses por una deuda. Estos intereses, si la deuda no se salda pronto, se van a acumulando y generan a su vez más intereses.

Imaginemos, que incluimos el interés compuesto en esta ecuación, ya no es que consumamos el 5% por encima de nuestra producción, sino que como debemos pedir prestado para hacerlo, tenemos que pagar intereses. Por hacerlo fácil un 5%, pues nadie se fía de nuestro país, así que exigen un interés alto para compensar el riesgo de dejarnos dinero.

Recordemos ahora que este dinero no nos lo dejan malvados banqueros depravados. No quiero exonerar a lo banqueros del papel que jugaron en la crisis, ni mucho menos, pero vamos a suponer que no hay burbujas, que no hay preferentes, ni salidas a bolsa en falso, vamos a suponer que las instituciones están limpias, os sorprenderá que incluso así, un país puede cavarse su propia tumba. Decía que ese 5% que consumimos de más lo pedimos prestado, y lo hacemos a bancos internacionales que toman en préstamos ese capital de otros países, como nuestros vecinos ahorradores.

Así que realmente a quienes les debemos en última instancia ese dinero es a unos ciudadanos de un país vecino. De aquí vienen las quejas de los países del norte frente a los países del sur de Europa, y serían quejas fundadas si no fuese porque han amañado el juego del comercio para beneficiarse ellos, pero ésa es otra historia.

Digo esto porque cuando un país impaga sus deudas está perjudicando a ciudadanos de otros países, así que si uno quiere ser buen ciudadano del mundo, debe pagar sus deudas. El impago sólo es la opción desesperada.

Volvamos a ese primer año que pedimos prestado un 5% para, por ejemplo, pegarnos unas vacaciones, o comprar una casa sobrevalorada, o un nuevo móvil, lo que sea.

Debemos ya 50 mil millones, el 5% del PIB, el año dos acumulamos una deuda de 50 mil millones más, además de unos intereses por los primeros cincuenta mil millones de dos mil quinientos millones. El tercer año acumularé otro 5% (50.000 millones) más, y los intereses por los 102.500 millones que debía al final del segundo año, 5.125 millones adicionales. Y así durante 25 años.

El resultado es que al final de los 25 años nuestros yoes viejecitos (o nuestros hijos) no deberán 1,25 billones de euros, sino casi el doble, 2,39 billones, es decir, tendrán que trabajar dos años y cinco meses para pagar la deuda. Que es el tiempo que podrían estar sin trabajar los ciudadanos del país ahorrador.

Ahora imaginemos que ese proceso se produce durante décadas, una completa catástrofe. En la siguiente generación, la de nuestros nietos, ya sería diez billones de deuda. Diez años currando el doble para reducir la deuda, y eso si desapareciesen los intereses, porque sólo para pagar los intereses de semejante monstruosa deuda habría que trabajar 21 horas semanales extra…¡sólo para pagar los intereses!

Habría que cortar de raíz el sobre endeudamiento si no queremos arruinarles la vida a nuestros hijos y nietos.

Así que, ¿cómo se hace?

Lo primero, ahorrando. Ahorrando como país (Gobierno, ciudadanos, empresas, etc. no sólo en dinero, también en capital, patentes, edificios, tecnología), o al menos, dejando de consumir ese 5% más de lo que producimos, para tener que ocuparnos sólo de la deuda y los intereses que tenemos hasta el momento.

Lo segundo, produciendo más, haciendo más rico el país, exportando fuera y creando más riqueza dentro. Esto incrementará nuestro PIB y nuestra riqueza acumulada, y hará más sencillo pagar nuestras deudas. Un país así de endeudado necesita, para romper el círculo vicioso, trabajar más horas, trabajar mejor, o ambas cosas. Necesita exportar, necesita crear aquello que importa, y necesita acumular riqueza rápidamente.

Necesitamos ser mejores, más productivos…ser más competitivos sin bajar los salarios, porque si se bajan más los salarios no se podrá ahorrar, y eso se consigue con innovación o echando más horas con el mismo salario (lo que es una bajada encubierta de salarios, por supuesto, pero al menos podremos seguir pagando facturas).

Así que aquí lo tenemos, para salir del hoyo o trabajamos más horas dentro o fuera de nuestros trabajos, no tiene que ser para nuestro empleador, y aprovechamos esas horas para producir más cosas (lo que obviamente tiene un límite) o aumentamos la innovación.

Y ése es el camino final que deberemos tomar, si somos capaces, y no queremos arruinar a nuestros hijos.

Trabajar mejor, que cada ciudadanos produzca muchos más bienes o servicios que los que crea ahora. Eso se logra con educación, innovación, invirtiendo en conocimiento, en tecnología, en ciencia, en nuevos modelos productivos y empresariales, en alimentar nuestra industria con energías renovables…cambiando nuestro sistema de intensivo en mano de obra, a intensivo en capital, podremos evitar caer en la trampa de la deuda del interés compuesto, y salir de ésta.

thumb flkjfheoiuct5vo4u5tou4.jpeg

Y eso requiere trabajar mucho, pensar mucho e innovar mucho…vamos, que de trabajar como burros no nos libra nadie, pero podemos trabajar bien, con cabeza ahora, y terminar siendo un país moderno que adopte las nuevas tendencias tecnológicas e industriales, y vivir bien dentro de unos años, o nosotros y nuestros hijos tendremos que trabajar 50, 60 horas semanales sólo para subsistir el resto de nuestras vidas.

Debemos decidir qué futuro queremos.

casa-en-la-selva dlrgjb roihtiru

Apéndice: Tabla de deuda con interés compuesto:

 Año

PIB (en miles de millones de euros)

5% PIB = Déficit

Intereses anuales

Deuda acumulada

PIB año 1

1.000,0

50,0

50,0

Año 2

1.000,0

50,0

2,5

102,5

Año 3

1.000,0

50,0

5,1

157,6

Año 4

1.000,0

50,0

7,9

215,5

Año 5

1.000,0

50,0

10,8

276,3

Año 6

1.000,0

50,0

13,8

340,1

Año 7

1.000,0

50,0

17,0

407,1

Año 8

1.000,0

50,0

20,4

477,5

Año 9

1.000,0

50,0

23,9

551,3

Año 10

1.000,0

50,0

27,6

628,9

Año 11

1.000,0

50,0

31,4

710,3

Año 12

1.000,0

50,0

35,5

795,9

Año 13

1.000,0

50,0

39,8

885,6

Año 14

1.000,0

50,0

44,3

979,9

Año 15

1.000,0

50,0

49,0

1.078,9

Año 16

1.000,0

50,0

53,9

1.182,9

Año 17

1.000,0

50,0

59,1

1.292,0

Año 18

1.000,0

50,0

64,6

1.406,6

Año 19

1.000,0

50,0

70,3

1.527,0

Año 20

1.000,0

50,0

76,3

1.653,3

Año 21

1.000,0

50,0

82,7

1.786,0

Año 22

1.000,0

50,0

89,3

1.925,3

Año 23

1.000,0

50,0

96,3

2.071,5

Año 24

1.000,0

50,0

103,6

2.225,1

Año 25

1.000,0

50,0

111,3

2.386,4

Año 26

1.000,0

50,0

119,3

2.555,7

Año 27

1.000,0

50,0

127,8

2.733,5

Año 28

1.000,0

50,0

136,7

2.920,1

Año 29

1.000,0

50,0

146,0

3.116,1

Año 30

1.000,0

50,0

155,8

3.321,9

Año 31

1.000,0

50,0

166,1

3.538,0

Año 32

1.000,0

50,0

176,9

3.764,9

Año 33

1.000,0

50,0

188,2

4.003,2

Año 34

1.000,0

50,0

200,2

4.253,3

Año 35

1.000,0

50,0

212,7

4.516,0

Año 36

1.000,0

50,0

225,8

4.791,8

Año 37

1.000,0

50,0

239,6

5.081,4

Año 38

1.000,0

50,0

254,1

5.385,5

Año 39

1.000,0

50,0

269,3

5.704,8

Año 40

1.000,0

50,0

285,2

6.040,0

Año 41

1.000,0

50,0

302,0

6.392,0

Año 42

1.000,0

50,0

319,6

6.761,6

Año 43

1.000,0

50,0

338,1

7.149,7

Año 44

1.000,0

50,0

357,5

7.557,2

Año 45

1.000,0

50,0

377,9

7.985,0

Año 46

1.000,0

50,0

399,3

8.434,3

Año 47

1.000,0

50,0

421,7

8.906,0

Año 48

1.000,0

50,0

445,3

9.401,3

Año 49

1.000,0

50,0

470,1

9.921,3

Año 50

1.000,0

50,0

496,1

10.467,4

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s