TRES CAMINOS POR LOS QUE DEBE APOSTAR ESPAÑA

Tenemos tres caminos por delante que debemos dominar si queremos cumplir nuestros objetivos para reformar España (realmente son más, otro día hablaré de las energías renovables).

Hoy sólo quiero hablaros se estas “posibilidades”.

• El primero (y cualquiera que me conozca no se sorprendería de ello) es restaurar nuestro medio ambiente.

A medida que la degradación ambiental alcanza cada rincón del planeta, una riqueza natural como la que teníamos sería el mayor capital de Europa. Lo que hoy pasa con el turismo de sol y playa podría ocurrir en el resto del territorio nacional.

Para ello tendremos que restaurar bosques y montañas, detener la desertificación, recuperar especies en peligro y encontrar la forma de que se produzca un crecimiento urbano en armonía con el medio.

• El segundo camino que debemos dominar es el de la generación y desarrollo de startups internacionalizadas y el empoderamiento de la población.

Primero, hay que avivar (o crear de cero) es espíritu emprendedor en Espana. Conseguir que jóvenes y mayores se lancen a innovar, tanto por cuenta propia como para las empresas para las que trabajan, pero también que el ciudadanos medio tenga amplios conocimientos de economía, nuevas tecnologías, etc.

Conseguir, como digo yo, que nuestros trabajadores no tengan que mendigar que el Estado imponga un sueldo mínimo, sino que puedan negociar de tú a tú con sus empresas sueldos de 5.000 euros, porque sepan hacer cosas que nadie más en el resto del mundo sabe.

Esto nos lleva al siguiente camino.

• La industria 4.0.: no me gusta este nombre que la Comisión Europea le ha dado, me parece mucho más apropiado el que una al otro lado del charco, la fabricación digital.

Hace poco HP lanzó una impresora 3D que promete poner la fabricación de piezas plásticas por impresión a la altura de la del moldeado.

Es sólo un ejemplo ilustrador, pero si España no logra montar una industria basada en las herramientas digitales otros lo harán por nosotros y nos hundiremos de un país de segunda a uno de tercera.

Cosas como la robótica (los vehículos autónomos, los drones), el internet de las cosas, la impresión 3D, la biotecnología y la nanotecnología…pero también los supercomputadores, los centros de datos, y las renovables.

Si no logramos dominar estos tres caminos (y repito, generar nuestra propia energía sin importar recursos) estaremos muertos como país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s