¿Qué está fallando en el sueño de Silicon Valley?

Los Tecnófilos estamos pasando un momento duro los últimos meses.

Prometimos a la Humanidad que lograríamos poner fin a la pobreza, a la necesidad de trabajar sólo por dinero, a la enfermedad e incluso a la muerte. Prometimos un paraíso en la Tierra para los próximos años.

Sin embargo, los últimos acontecimientos están haciendo tambalearse la confianza entre la gente de Silicon Valley y el resto de tecnófilos, futuristas y singularistas del mundo. La llegada de Trump a la presidencia de los Estados Unidos, la ralentización de la inversión en start-ups, la fase de decepción por la que pasan muchas tecnologías antes de despegar, el fin de la Ley de Moore, el poco impacto que están teniendo los miles de millones invertidos para mejorar la productividad…todo ello está minando la moral de aquellos que pensamos que la tecnología va a mejorar el mundo de forma radical.

Y eso es bueno.

Bueno, porque se había instalado en el Valle (el resto del mundo un poco menos, pero también) una sensación de euforia, de que esto es Jauja, de que el dinero llovía del cielo con tener una idea para una APP que hacía lo mismo que otras cien. Se (nos) habían (habíamos) dormido en los laureles, y creíamos que todo era cuesta abajo, y ahora despertamos del sueño viendo que nos habíamos equivocado.

Una APP no va a transformar el mundo a menos que impacte en el plano físico. Ni los juegos, ni las series de televisión, ni las aplicaciones de localización, ni siquiera las de productividad…nada de eso va a tener un impacto de verdad si no tocan lo que rodea a la gente en su vida diaria.

Una APP de productividad puede tener un efecto en organizarnos un poco, pero no va a transformar nuestra vida de forma radical si no hay un método detrás (como el GTD o el Design Thinking). Y eso que son aplicaciones que tratan de impactar en el mundo físico. el resto, que quedan en un plano meramente digital, van a tener un impacto todavía mucho menor.

Sí, los móviles, la digitalización, etc. tienen un fuerte impacto, pero el hecho de crear una aplicación para disrumpir un mercado no garantiza, ni de lejos, que eso vaya a pasar. Y menos si mi objetivo final es vender publicidad y los esfuerzos de mis mejores ingenieros y diseñadores están enfocados a mejorar la publicidad en mi aplicación, y no a innovar.

La mejor forma de recuperar ese sueño es seguir un camino distinto. Un camino similar al que está siguiendo precisamente uno de los iconos más recientes de silicon Valley, Elon Musk.

Musk está decidido a impactar en el mundo físico, con innovaciones de verdad que impacten en el mundo. Energía, materiales, ingeniaría, obra pública, viaje espacial, vehículos autónomos, etc. No olvida, por supuesto, el sofware, pero lo integra en avances analógicos, como sus coches, sus gygafactorías, sus granjas de almacenamiento de energía solar, sus choetes reutilizables, etc.

Combina avances analógicos y digitales para crear productos verdaderamente revolucionarios que solucionan problemas. Ponen satélites en órbita de forma mucho más barata, crean coches eléctricos con grandes capacidades y muy bonitos (si yo fuese un capitoste de la industria , despediría a los directivos e ingenieros que diseñaron esos coches eléctricos del “futuro” con formas horribles por permitir que surgiese un Tesla que les haga la competencia por el futuro), construyen granjas de baterías para solucionar problemas de suministro eléctrico, alimenta hogares con energía eléctrica, etc.

No digo que las empresas de Elon Musk estén exentas de riesgos, pero es que esa es la naturaleza del progreso humano, tomar riesgos, medirlos y superarlos (o no). El hecho de que Elon Musk asuma esos riesgos demuestra precisamente que está en el buen camino, incluso aunque terminase fracasando.

Y ése es el camino para Silicon Valley. Descubrir formas de que los ingenieros, programadores, diseñadores e inversores cubran auténticas necesidades y dejen de trabajar para insertar anuncios, para mover dinero por unos céntimos más de beneficio en los mercados de capitales o para crear una nueva expansión de ese juego. No digo que todo esto no sean cosas valiosas, pero sí que todo ese talento estaría mejor empleado en cosas que mejoren de verdad el mundo.

Es la única forma de recuperar la ilusión.

Y si queremos ambas, pues tendremos que trabajar más duro para conseguirlo, ser mejores, más ubicuos…termino dejándoos las recomendaciones que daba a la gente de Silicon Valley sobre qué hacer para sobreponerse al shock de Trump.

• Trabajar más y mejor, mejorar sus modelos de negocio y su impacto en el mundo. Quizás un poco menos de Play Hard y un poco más de Work Hard.

• No perder de vista sus objetivos

• Hacerse más globales, no sólo llegando a todos sitios con su software, sino también con su Hardware (empresas, centros de investigación, escuelas, etc.).

• Enfocar más innovación en el hardware, sin olvidar el software.

• Seguir ideando nuevos modelos de negocio transnacionales.

• Mirar más al espacio, al medio ambiente y a los océanos

Por mi parte, trataré de aplicarme estos consejos y tratar de mejorar un poco más el mundo físico que me rodea, y un poco menos el digital.

VCW_D_SiliconValley_Herovutcutut787ugg_20140708_Google_19 copy-1280x642_0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s