LA SOCIEDAD DEL COSTE MARGINAL CERO

Hoy os recomiendo este magnífico libro de Jeremy Rifkin.

En él, el economista y futurista (no confundir con futurólogo), nos habla de la economía que vendrá cuando una serie de avances tecnológicos equivalentes a la aparición de Internet lleguen a nuestras vidas y sean tan ubicuos como éste último. A saber, el internet de la energía y el internet de la logística, que se unirán a nuestro querido internet en formar el que se ha dado en llamar El Internet de las Cosas.

Una serie de avances fundamentales harán posible la llegada de estas dos nuevas revoluciones que afectarán a nuestras vidas:

  • El aumento del prosumismo
  • La creación de nuevas redes de generación y distribución de energía basadas en las renovables.
  • Los sensores baratos que nos ayudarán  a medir el mundo
  • La impresión 3d y el diseño distribuído por internet.

Bueno, los impactos de nuevas tecnologías (cursos online, nanotecnología, inteligencia artificial, vehículos autónomos, fusión, etc) son tantas que el libro se deja fuera unas cuantas, aunque trata casi todas ellas en un momento u otro.

La premisa del libro es que el impacto de estas tecnologías conllevará el fin del capitalismo como lo conocemos…¿cómo es posible? pues porque las inversiones en estas tecnologías están desarrollando una infraestructura que conectará el mundo real, el energético y el digital para acelerar el acceso a bienes y servicios, y además lo hará bajando el precio de dichos productos enormemente.

Fijándose en cómo los productos digitalizados se han ido uniendo a la ley de rendimientos exponenciales (la variante de la Ley de Moore aplicada no a los procesadores, sino a todos los bienes y capacidades digitales) llega a la conclusión de que al final, cuando todas las infraestructuras estén constituidas y automatizadas, el precio de estos vienes tenderá a su coste marginal (amortizados los bienes de equipo, el coste de un bien será igual a lo que cueste hacer una nueva unidad), y este coste en bienes digitalizados o incorporados al internet de las cosa será cero.

Es decir, la mayoría de los bienes físicos, la energía, el conocimiento y muchos servicios costarán cero euros.

el que lo consigamos o no, dependerá más que nada de dos factores, el cuando se incorpore esta tecnología y el cómo se haga, si respetando los derechos humanos o no. Yo, como tecnófilo/tecnófobo (mi dualidad al respecto es paradójica) espero que la implantación de estas tecnologías termine liberando al ser humano de la carga del trabajo no voluntario.

Veremos si el señor Rifkin acierta en sus predicciones que, dicho sea de paso, están tomadas y evolucionadas de muchos autores (Peter Diamandis, Ray Kurzweil, etc.).

la-sociedad-de-coste-marginal-cero eñrbgw405yowutoouii.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s