Propósito

El Ser Humano necesita un propósito en la vida. Necesita encontrar su sentido. Sin él, se encuentra perdido y desorientado en la vida. Nos pasa a todos, ¿no?

Incluso a los países.

Sin Sentido, nos entregamos al desconcierto, a aventuras extrañas y peligrosas, a derivas arriesgadas, al hedonismo destructor o a una apatía nihilista.

¿Se os ha ocurrido pensar que quizás lo que le pasa a España y a Europa es precisamente esto? ¿La ausencia de un propósito mucho mayor que cualquiera de nosotros, y que cualquier estado miembro?

Quizás ese sea justo el problema. Vamos la integración y el desarrollo europeos como algo inevitable, no como algo por lo que tengamos que luchar cada día.

Lo mismo ocurre con España y su desarrollo. Nos consideramos como un país desarrollado o rico, pero no hemos sido conscientes hasta ahora de nuestras inmensas flaquezas y nuestra auténtica falta de capacidad para reclamar un puesto en la mesa de los países desarrollados.

Desde luego no es por falta de potencial, ni de recursos, yo diría que es más bien porque no logramos conectar con ese propósito que es más grande que nosotros, y que al mismo tiempo, le da sentido a nuestras vidas.

Y eso es lo que me propongo, despertar ese potencial en todos nosotros, dar ideas de cómo construir una España próspera y rica, una Europa Unida y un mundo mejor.

Mis objetivos son mucho más ambiciosos que eso. Digamos, para que nos entendamos, que la renta básica de Podemos es una nadería con lo que yo pretendo conseguir. La diferencia es que yo sí sé como conseguirlo, y sé que no es algo que se pueda lograr de la noche a la mañana. Tendremos que trabajar mucho para conseguirlo.

Como dijo aquel, sólo os prometo “sangre, sudor y lágrimas”, pero también la grandeza.

Mi objetivo es encontrar ideas, y promover las acciones necesarias para conseguir una serie de objetivos muy simples.

Multiplicar por 20 la renta media del país en el plazo de dos décadas y media, convertir el Castellano/Español en una lengua “oficial” de Internet, restaurar el medio ambiente primigenio de la península y las islas, convertir a España en una potencia en creación de empleos relacionados con la generación y exportación de energía, que España sea una potencia científica, educativa y económica de primer orden, mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, prolongar su vida y su salud, forzar una mayor integración europea, colaborar con países en desarrollo para erradicar el hambre y la pobreza.

Objetivos ambiciosos, ¿verdad? La mayoría me diréis que estoy loco, o que soy un idealista, o que no sé de lo que hablo. Probablemente dos de esas tres afirmaciones sean completamente ciertas. Pero la otra, la tercera, está muy lejos de ser verdad.

Sé perfectamente de lo que hablo. No voy a detallar mi curriculum, baste decir que llevo décadas aprendiendo economía y del mundo de la empresa, observando el devenir de los ciclos económicos (sí, predije la crisis, sí, lo advertí, y sí, nadie me escuchó), espero tener más suerte esta vez en convenceros de que podemos construir un paraíso.

Lo más importante, aquello que conecta justo nuestros deseos de prosperidad, con el propósito de nuestras visas, es un elemento nuevo que yo diría que ha surgido en la última década o dos décadas.

La Economía Exponencial.

En lo que va de siglo, se ha extendido una idea en los mundos de los negocios y de la tecnología, la de la Singularidad Tecnológica. Estamos a punto de grandes cambios tecnológicos que empequeñecerán aquellos que ya hemos vivido.

Era cuestión de tiempo que gente como yo, pero también como Peter Thiel y Peter Diamandis, ampliasen ese concepto de desarrollo exponencial e la tecnología al de la economía.

Yo lo llamé Singularidad Económica, ellos, Economía Exponencial. Me gusta más su término, por lo que utilizaré ambos de forma indistinta para explicarlos las ideas que nos pueden llevar a convertir España, Europa y el Mundo en un lugar veinte veces más rico.

Foto tomada de i-decoración
Foto tomada de i-decoración

En estas páginas hablaremos de la evolución del la tecnología, del desarrollo de empresas exponenciales, del ecosistema start-up, de la extensión de la impresión 3D, y de muchas cosas más, y lo haremos desde un punto de vista local, con vocación de extender nuestro desarrollo a todos aquellos que quieran compartirlo.

Perdonadme si al principio localizo unas ideas tan ambiciosas y mis esfuerzos en mi país, pero a pesar de la grandeza de los sueños, el realismo nos aconseja que, para alcanzarlos, debemos empezar localmente.

Por último, te invito a unirte a este propósito, a esta cruzada, para tratar de repensar el mundo, rediseñarlo y convertirlo en lo que debe ser, lo que es en nuestros sueños.

Un mundo mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s