Europa en Guerra

La guerra vuelve a Europa y esta vez, por el momento, ni es culpa suya ni es una guerra con armas convencionales.

Sobre la segunda parte  de esta afirmación, podríamos decir que se trata de una guerra, política, cibernética, ambiental, energética, económica, comercial y financiera.

Sobre la primera parte de la afirmación, quién ha causado esta guerra en la que nos han metido en medio, pues los Estados Unidos, el terrorismo internacional, la globalización, la antoglobalización, Rusia, China, el Cambio Climático, y sí, un poco nosotros, los europeos, que nos hemos dejado mangonear por todos, incluyendo nuestros propios políticos.

Bien, sea como sea aquí estamos, en medio de lo que puede ser el comienzo de la III Guerra Mundial. Con unos USA despreciando a la UE, con Rusia intentando retomar su antigua influencia, una Turquía dirigiéndose hacia una dictadura islamista, el Estado Islámico y su guerra, los países petroleros tratando de prologar su egemonía energética, china intentando buscar mercados ávidamente (y más ahora que USA parece dispuesta a volver a oponerse a ellos por el dominio mundial).

Y todos ellos, que ningunean a Europa, sin embargo, la necesitan, y vuelcan sus miradas, o la volcarán, sobre nosotros. Estados Unidos porque china pretende con su iniciativa de la Nueva Ruta de la Seda convertirnos en un nuevo mercado y área de influencia de su hegemonía, como ya está haciendo con Asia, África, Sudamérica, el espacio cercano, y lo haría con el Ártico, la Antártida y hasta con la Luna si pudiera ahora mismo.

Que China se está pasando en sus ambiciones lo indica el hecho de que tengamos una estación espacial suya dando vueltas sobre nuestras cabezas y a punto de caer, pero eso no quita que también Trump se esté pasando con la idea de destruir Europa e iniciar una guerra comercial con China. Y tanto Rusia como el Estado Islámico, (azuzados por las antiguas políticas de los USA y la OTAN una, y por sus creencias los otros), tampoco parecen albergar buenos sentimientos para con nosotros.

De Turquía no hablamos, ni de la crisis migratoria, ni ambiental. Si os fijáis, Europa, sin quererlos, está en medio de todas esas tramas mundiales.

Tampoco debemos olvidar nuestros propios problemas, los movimientos extremistas, la falta de innovación, el Brexit, nuestra desunión. Todos ellos nos hacen un lugar débil, un lugar donde, si no lo evitamos, se librará la próxima guerra.

Trump pasará, y las relaciones entre Rusia y los Estados Unidos volverán a enfriarse, o calentarse, como prefiráis verlo, (eso si no lo hacen antes cuando los egos de Putin y Trump choquen) y Europa volverá a estar en medio.

Tenemos 4 años, si un infarto no lo precipita, para rehacernos, construir una Europa más fuerte y hacer valer nuestros derechos como ciudadanos del mundo para que ni unos ni otros nos vuelvan a pisotear.

Y no lo van a hacer sólo las instituciones Europeas, de hecho, diría que necesitan un empujoncito en este sentido, sino que tendremos que hacer los ciudadanos, cada uno de nosotros, trabajando para que nuestras ciudades, nuestras comunidades, como nuestras familias, nuestros países y nuestras instituciones sean más fuertes de lo que son ahora, porque en ello nos va nuestra vida.

Y lo debemos hacer por patrotismo, por pertenencia y por egoísmo, pero también por solidaridad con quienes necesitan la ayuda de una Europa comprometida, por responsabilidad con nuestro planeta y porque, de otra forma, los malos ganarán.

 

280px-eu_on_a_globe-svgfyver6y5e6v56

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s