Qué pena me da Apple

Sí, tiene inmensos recursos, estupendas ventas y productos aceptablemente buenos (ya no llevan la ventaja competitiva que llevaban hace un lustro). Siguen siendo una gran marca y una máquina de hacer billetes bien engrasada y que trata, no me cabe duda, de hacer lo correcto por sus empleados, el medio ambiente y el mundo.

Y sin embargo, me da pena.

Pena porque pienso en las oportunidades perdidas por su equipo directivo desde la marcha de Steve Jobs. El programa de recompra de acciones, la falta de productos de renovación para el iPhone y el iPad, la ausencia de un camino claro (quizás ellos crean que lo tienen, pero creo que se equivocan), el fracaso de productos como el Apple TV, el Apple Watch, Siri…

Apple ha tenido la mayor pila de dinero que jamás ha tenido ninguna organización privada. Podía haber hecho lo que quisiese, desde crear una televisión de verdad, una impresora 3D, su propio coche (o comprar Tesla al menos), y guiar a miles de millones de personas hacia un futuro impresionante.

Y en lugar de eso se dejó guiar por los cantos de sirena de un inversor activista del cual dudo que haya creado nada de valor en su carrera, y se embarcó en convertir a Apple en una fábrica de dar dinero a sus accionistas, en lugar de en una empresa que ofreciese productos milagrosos a sus clientes (justo lo contrario a lo que quería Steve Jobs).

Qué pena, Apple, por las oportunidades perdidas y por convertirte en una empresa más de tantas, rentable, pero vulnerable al paso del tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s