Deflacionarios

Tenemos que hacer que nuestra economía entre en deflación.

Con una afirmación tan categórica la mayoría de vosotros estaréis en desacuerdo, pero dejadme que os la explique.

Si logramos llevar las reducciones de precios de la economía digital a la economía real de bienes y servicios físicos, entraremos en una espiral descendente de precios que, lejos de lo que las teorías clásicas dicen, pienso que puede ser muy beneficiosa.

Si conseguimos abaratar cada año la producción de alimentos, materias primas, bienes y servicios, manteniendo el margen de autónomos y empresarios, y los salarios de los trabajadores, estaremos aumentando el poder adquisitivo de las familias, además de disparando la competitividad de todos nuestros sectores.

¿Cómo podemos hacerlo? Ya hemos hablado antes de algunas cosas que se podrían hacer.

  • Energías renovables que comienzan a ser la forma más barata de producir energía, reduciendo el coste de producir cada bien y servicio en nuestra economía, además de crear muchos empleos en nuestros paises.
  • Reciclar, para ahorrar el coste de materias primas fundamentales y reducir por lo tanto el coste de producir cada artículo.
  • Automatización de actividades pesadas. Pienso, por ejemplo, en cómo la minería, la agricultura, el transporte, la industria y el sector servicios podrían beneficiarse de una reducción de costes en trabajos pesados y peligrosos, pero no me olvido de que, como Sociedad, debemos encontrar un camino por el que ofrecer salidas a quienes vean su puesto peligrar por esta tendencia a la robotización y automatización. Al cabo, la renta básica es la única respuesta, y el cómo financiarla el auténtico desafío de nuestra economía.
  • Prosumismo. Como elemento para complementar la economía medible, el prosumismo multiplica la disponibilidad de oferta.
  • Economías de escala, gama y personalización que permiten crear productos y servicios más baratos mediante nuevas tecnologías al tiempo que ofrecen alternativas personalizables que aporten más valor por cada unidad a cada cliente.

Y así, revolución tras revolución, podemos intentar que cada vez la vida sea menos cara, y más accesible con menos dinero, lo que nos permitirá liberar renta de las familias o tiempo de cada persona. A eso le llamo yo deflación positiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s