¿Es posible que la economía Agálmica no sea factible?

La economía agálmica (recordad que tengo un blog para convertir a Madrid en un referente en esta nueva economía) es la economía de la abundancia, aunque se podría llamar coloquialmente la economía del regalo.

Nuestra economía se basa en gestionar la escasez, todos nuestros mercados, nuestras empresas, nuestra ansia de recursos naturales, las modernas (y las viejas) técnicas de gestión del tiempo, del talento, del trabajo, de la productividad…todo se basa en intentar gestionar recursos escasos…materias primas, tiempo, dinero, acceso a los mercados, espacio, recursos humanos.

La economía de la abundancia, o agálmica, nace de la llegada de Internet y la economía digital. Los bienes que se consumen pasan de ser escasos y exclusivos, sólo unos pocos pueden consumirlos, y si lo consumes tú no puedo consumirlo yo (por ejemplo, si comprabas un vinilo y lo escuchabas en tu casa yo no podría escucharlo también a menos que lo comprase todo…y a veces incluso los productos se agotan, pero con la música digital nada impide que tú y yo podamos comprar el mismo disco, con un coste de duplicación igual a cero y sin tener que movernos de casa).

Lo mismo pasa con los libros, las películas, la información, los cursos, la prensa…y cada vez con más cosas. Cada mes se añaden nuevas áreas a la economía digital que tienen las mismas características agálmicas:

  • Su reproducción es casi gratis, el coste marginal de una copia, o mil copias, tiende a cero.
  • Son no rivales, muchas personas pueden disfrutarlos a la vez.
  • Su consumo no los agota, y en muchos casos, cuando más se consumen, más riqueza crean (por ejemplo, la información, los blogs y los enlaces de internet).
  • Su crecimiento puede ser exponencial, hoy lunes se consume 1, mañana 2, pasado 4, y el lunes siguiente 128.
  • Es un juego de suma positiba, es decir, si uno gana, los otros ganan también.

Con estas características la economía llega a un punto en el que deja de depender de los viejos paradigmas, como el dinero como gestor de la escasez, y pasa a formar algo nuevo. Ésa es la economía de la abundancia.

En teoría, lo que predicen los expertos, es que a medida que se asienten tendencias sociales y económicas como el prosumismo, el crowdfuning, el reciclaje, la exploración espacial, el filantrocapitalismo, y la economía colaborativa, y según la economía no digital se vaya incorporando a estas tendencias gracias a tecnologías como la nanotecnología, la biotecnología, la robótica, la inteligencia artificial y las energías renovables, veremos cómo muchísimos más bienes y servicios se van desmaterializando y volviendo ubicuos.

La riqueza estará por todas partes.

Pero, ¿y si no es así? ¿Y si esto no llega a producirse? Si el advenimiento de la economía agálmica no llega tendremos muchos problemas con cosas como la escasez, la superpoblación, las guerras por recursos como el agua o la energía, la inmigración, el cambio climático.

Así que esperemos que quienes abogamos por que la economía agálmica es posible no nos equivoquemos, y que entre todos podamos hacerla realidad.

regalos-bajo-arbol-de-navidad-hxougrugr-uoexgexou

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s