¿Se dirige el Reino Unido hacia el desastre?

Uno no puede sino preguntarse preocupado si el Reino Unido se dirige hacia el desastre económico y social. No sólo el Brexit amenaza sus relaciones internacionales, sino que la deriva política de tintes quasi-racistas de su actual gobierno ha comenzado a amenazar a las empresas allí instaladas como si de un estado comunista cualquiera se tratase.

Acostumbrados como estamos en España a malos gobiernos desde tiempos históricos, y sabedores de lo que nos han costado y siguen costando, me pregunto si en el Reino Unido podrán sobrevivir a un gobierno que podría ser uno de los más nefastos (obligado por sus antecesores, sí, pero también con gran parte de culpa de avivar las llamas del desastre) de su historia.

Amenazas a unas empresas dubitativas ya con la ruptura con Europa, represión xenófoba (si me permitís la palabra), puritanismo en el interior que se desboca en cuanto se liberan del corsé social represivo de las islas, ignorancia de las consecuencas de sus decisiones…muchos pueden ser los males que acechan a una sociedad hermana que afronta un momento difícil, el más difícil en muchas décadas, y la pregunta de si realmente saben dónde se meten, y están preparados para afrontarlos, me ronda la cabeza.

De la misma forma, cabe preguntarse si en el resto de Europa (en esta UE dormida que algunos nos esforzamos por despertar) somos conscientes de las dificultades, aunque menores, a las que nos veremos arrastrados, o si no las estaremos menospreciando.

¿Podremos garantizar el marco europeo a las multinacionales que se fuguen de Reino Unido? ¿Sabremos absorber el talento que va a expulsar dicho país dentro de nuestras economías productivas? ¿Y compensar la pérdida de turistas en los países del Sur y del mercado exportador para los países industriales? ¿Lograremos recuperar la pujanza financiera que perdemos con la huída de La City de Londres?

Como veis, son muchas también las cosas por hacer para evitar que este golpe termine por afectar a la economía europea de forma grave, y debemos ponernos manos a la obra para garantizar que nos adaptamos a estos nuevos tiempos que nos han venido impuestos.

No hay duda de que a ambos lados del Canal se avecinan malos tiempos, pero me cabe la esperanza de que al menos, en la UE, seamos conscientes de nuestra fragilidad, al tiempo que me pregunto si en UK lo serán a su vez.

Sea como sea, sólo cabe desear suerte a unos y otros en esta ruptura, y esperar que logremos salir adelante, separados, ya que no supimos hacerlo juntos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s