Formas de colonizar el Espacio

Cuando uno piensa en viajes espaciales, seguramente piensa en enormes cohetes, colonias repletas de cúpulas en Marte, o en la Luna, y estaciones espaciales orbitando planetas o en pleno espacio.

Pero cuando hablamos de colonizar otros sistemas solares, la imaginación, ya de por sí prolífica, se dispara. Pensamos en arcas estelares de millones de toneladas de metal albergando una pequeña parte de nuestra civilización, en sueño criogénico, agujeros de gusano, asteroides convertidos en spomos que viajan durante cientos de años, miles, y convertidas en el hogar de especies y subespecies humanas viajeras…

Pero a lo que casi nadie ha prestado atención, aunque sí han existido visionarios que han escrito sobre la idea, es al potencial de las tecnologías replicantes para que la Humanidad colonice el espacio.

No me refiero a una simple sonda Von Newman que se multiplique hasta el infinito, no. Me refiero a que, en el futuro más o menos cercano
será más sencillo replicar nuestra sociedad en otros planetas que llevarnos una parte hasta allí.

Con la impresión 3D, la clonación, la nanotecnología y el escaneo del cerebro se abren infinitas posibilidades para que podamos dar el paso a la colonización interestelar.

Un simple satélite que llevase en su interior nanorobots, podría en cuestión de poco tiempo, crear bases completas e incluso ciudades, en un planeta lejano.

También podrían enviarse, si no queremos ser tan futuristas, máquinas de clonación y estados mentales para cargar en sus nuevos cuerpos, copias de las mentes de los ciudadanos de la Tierra, para poblar esos nuevos mundos.

Realmente no haría falta transportar personas hasta allí, ni máquinas complejas, sino que bastaría con asegurarse de que se encuentran disponibles para nuestras máquinas de manufactura y replicación, y si no, enviar las materias primas básicas necesarias para iniciar el proceso.

Un proceso lento, pero mucho más rápido de lo que imaginamos. Nadie puede saber a qué velocidad trabajarán estas tecnologías, pero podemos imaginar que podríamos construir una ciudad habitada en pocos meses, y una civilización completa en el transcurso de unos pocos años.

Sí, tenemos muchas cosas por delantes que desarrollar para ello. Verdaderos nanorobots, cilindros de clonación acelerada, comprender todas las facetas de la creación, cuidado y expansión de la Vida y por supuesto, motores o imposulsores capaces fe llegar a otros sistemas en un tiempo razonable.

Nadie dijo que fuese fácil, sólo que va a ser apasionante.

Puede que, con el paso de muy pocos años (todas las tecnologías que he descrito estarán disponibles las próximas décadas excepto quizás nuestra capacidad de llegar a esos sistemas), veamos el sueño de tanto y tantos escritores hecho realidad.

Una Humanidad unida, que ha solucionado problemas como la enfermedad y el hambre, embarcada no en guerras y disputas, sino en desentrañar los secretos del Universo y de la vida, y maravillada por nuestra capacidad de conseguir cosas increíbles con inteligencia, trabajo y osadía.

Como decía John C. Wright, una Humanidad maravillada por su capacidad de construir actos de renombre sin par.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s