Disrupción (no disrrupción)

Leía esta mañana un artículo sobre el hecho de que en Silicon Valley y los círculos aledaños se ha puesto muy de moda aludir a la disrupción de un mercado para justificar le propósito de una empresa.

Cuando oyes hablar a los emprendedores e innovadores de las nuevas Startups, o a los empleados de empresas más asentadas que quieren abrirse camino en algún nuevo mercado en el que no están presentes, suelen utilizar la palabra disrrupción como propósito final de su empeño.

Estoy totalmente de acuerdo con el autor del artículo en que esta disyunción no puede ser la razón de ser de una empresa, hay que tener un buen plan, un objetivo final y una estrategia que, como consecuencia de nuestra innovación, llevarán (o no) a la disyunción de un mercado y a desbancar a las empresas presentes hasta ahora en ese mercado.

Pero lo importante de todo esto no es el término disruptir (ni siquiera sé si está bien escrito) sino los ya mencionados innovación, estrategia y objetivo. Serán estos los que nos den como resultado (tras mucho trabajo duro) el conseguir algo novedoso que creará un mercado, o que nos permitirá revolucionar otro, o que nos convertirá en los players dominantes del mismo.

El hecho de querer cambiar las reglas del juego no te faculta, ni mucho menos, par hacerlo. La cosa es mucho más difícil, y requerirá toda tu inteligencia, tus medios, tu tecnología y tu capacidad de organización, si quiera, para poder pensar que realmente puedes cambiarlas.

Y creo que ese es el problema de silicon Valley y de quienes quieren seguir su modelo. Se han visto deslumbrados por el objetivo, que es, por supuesto majestuoso (ya sea la disrupción, la Singularidad Tecnológica o el crecimiento exponencial) y han perdido de vista el camino que llevará a ese objetivo.

Hemos (me incluyo) olvidado que para desbaratar una industria no basta querer hacerlo, tampoco basta una buena idea, ni una tecnología novedosa.

No. Para poder cambiar un mercado necesitaremos todo eso y mucho más, trabajo duro, empleados premium que crean en la idea, acceso a capital y/o a recursos informáticos, tecnológicos o de información y datos. Necesitaremos más trabajo duro, y saber movernos en los ambientes adecuados para nuestra idea, y contar con la complicidad del cliente y del usuario de nuestro sistema, y cubrir una necesidad, un buen plan e marketing, etc. etc. etc.

Así que sí, cuando oigo hablar a algunos de los gurú de la nueva economía de que van a revolucionar el mercado de las finanzas, o de la salud, o de los medios de comunicación, o del ocio, suelo tomarme estas palabras con bastante cautela, y suelo esperar a ver realmente lo que tienen de antemano antes de pensar que su empresa, producto o software puede realmente dejar una marca en el Universo.

2 comentarios sobre “Disrupción (no disrrupción)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s