Cada pequeño acto cuenta

Crecí con historias de héroes, grandes y pequeños, y si aprendí algo durante mi niñez es que cada pequeño acto cuenta.

Da igual si crees que es un acto nimio de bondad, ese gesto puede cambiar el mundo para siempre. Ya sea ceder tu asiento en el tren, salvar una lombriz que alimentará al polluelo que esparcirá las semillas de un bosque que será el definitivo en la lucha contra el cambio climático, o lo que sea, el más simple gesto de bondad podría ser lo que marque la diferencia de vivir un futuro infernal o en un paraíso.

Los grandes proyectos están bien, los viajes a Marte, la lucha por difundir la información mundial, pero desde luego, nunca debemos olvida los pequeños gestos. Un gesto de bondad puede cambiar el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s