Un mundo de ciencia

Es una utopía (o una distopía para otros) pero imaginaos lo siguiente.

Un mundo de ciencia y de cultura. Un mundo donde en lugar de los deportes de masas que hoy mueven el mundo, de guerras o de finanzas hiperelefantiásicas, tuviésemos como motores del mundo y del interés humano la ciencia, el arte y la cultura.

Imagino enormes estadios dedicados a campeonatos de pintura rápida donde los mejores pintores del mundo se disputarían el título mundial. Pienso en enormes bibliotecas, grandes como monumentos, que recopilarían miles, decenas, quizás cientos de miles de libros que jamás han sido escritos en nuestra realidad. Me emociona imaginar que en lugar de diez, veinte o cincuenta porta aviones que hay ahora en el mundo hubiese cincuenta radiotelescopios orbitales, y que en lugar de ejércitos de millones de soldados tuviésemos legiones de millones de investigadores, médicos e ingenieros. Si en lugar de pagar diez millones de euros anuales a un futbolista o a un jugador de beisbol, rugby o baloncesto, se le pagasen a neurólogos, a biólogos, a astronautas.

Quizás el ejemplo más próximo a esto sea la cultura pop. Tratad de imaginar cómo serían cada una de las artes o de las ciencias si tuviesen detrás los fans, millones, recursos y capacidades mediáticas de los cantantes pop actuales (o los deportistas, volviendo al mismo ejemplo).

Anuncios millonarios de premios Nóbel o botánicos estrella haciendo promoción de refrescos, de ropa o de…¿por qué no?…miscroscopios o telescopios. conferencias de paleontologos retrasmitidas a nivel mundial y seguidas por cientos de millones de personas, en las que se anuncia un esfuerzo por revivir al primer Tiranosaurio Rex tras 68 millones sin pisar nuestro mundo.

Creo que si esto hubiese sido así, no sólo habríamos curado ya muchas enfermedades, incluso quizás el envejecimiento, sino que estaríamos en otros planetas, más allá de Marte. Que tendríamos a nuestra disposición redes gratuitas de internet de altísima velocidad, energías limpias, cientos de miles de libros más para leer, museos tan ricos como las sedes de los bancos centrales…para mí, un paraíso.

Sé que es una utopía, pero también sé que si no sueñas, nunca lograrás hacerlos realidad.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s