Crear riqueza

Sigo con mi obsesiva búsqueda de crear riqueza sostenible para la sociedad.

Pero, ¿en qué consiste la riqueza social?

Supongo que podemos definirla como todo aquello que cree o garantice bienestar presente o futuro para las personas, y lo haga manteniendo impactos ambientales y sociales bajos o nulos.

Lo que los economistas llaman ausencia de externalidades negativas.

Por ejemplo, el tabaco crea riqueza en el presente para una persona (el fumador), pero crea externalidades negativas de cojones (molestias al de al lado en el presente, y riesgo de cáncer en el futuro).

Otro ejemplo, las excesivas exigencias que algunas empresas hacen a algunos trabajadores. A corto plazo les sirve para sacar objetivos cortoplacistas adelante, pero terminan por quemar a su mejor capital humano, incapacitándolo para trabajar bien en el futuro.

En cambio, un parque natural visitado por turistas no sólo crea riqueza directa a los visitantes, sino que crea aire puro para todos y permite garantizar una riqueza futura. Es, digámoslo así, capital ambiental.

Porque esa es otra de las distinciones que tenemos que hacer cuando hablamos de riqueza.

Yo distingo entre dos acciones a la hora de emplear los recursos, el consumo, y la inversión (la generación de capital).

El primero, crea valor a corto plazo, mientras que el segundo lo hará en el futuro (y bien gestionado crecerá hasta crear más riqueza).

Eso es lo que debemos buscar en la sociedad. La intersección perfecta entre consumo presente, inversión, y productos positivos (o de bajo impacto al menos) para la sociedad y el medio ambiente.

Así, debemos crear buenas escuelas, centros de salud, universidades (públicos y privados), formar gente sana socialmente y preparada profesionalmente. Debemos invertir en ciencia y en investigación, pero también en museos y cultura. Potenciar la creación, no sólo de bienes y servicios de consumo, sino de elementos que generen un residuo positivo en la sociedad en los años venideros (una obra de teatro, un supercomputador para un laboratorio, una impresora 3D para que nuestros hijos experimenten).

No basta sólo con consumir, hay que pensar en invertir en nosotros mismos y en la sociedad.

Si lo conseguimos, si logramos acumular, como sociedad, capital suficiente sin dañar nuestros recursos humanos y ambientales, estaremos mucho más cerca de convertirnos en una sociedad rica, próspera y con futuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s