La Economía Circular como modelo de seguridad nacional

La Economía Circular es una compleja teoría económica basada en el respeto al medio ambiente y en la reutilización de recursos.

A pesar de su complejidad consiste, básicamente, en aprovechar las enseñanzas ambientales, el conocimiento humano y la tecnología para el diseño, la fabricación, el consumo y el reciclaje de productos y servicios con impacto mínimo, cero e incluso positivo para el medio ambiente y la actividad humana.

Pero al contemplar esta teoría (o teorías) podemos analizarla desde un punto de vista diferente, el de la seguridad nacional y ciudadana.

A la luz de los recientes atentados de Paris se pone más que nunca en el disparadero la necesidad de aumentar la seguridad de los ciudadanos, incluyendo, por supuesto, la seguridad económica.

La autosuficiencia es un término de otra época, superada por los beneficios del comercio y la productividad de la internacionalización y la globalización. Pero no podemos dejar de preguntarnos si en algunas áreas es necesario que los países logren una mayor autosuficiencia.

Por ejemplo, en la energía. Depender al 80% o más de las importaciones para satisfacer la demanda energética de nuestra economía es un suicidio en un contexto internacional inestable, y más cuando las energías renovables, el reciclaje y los elementos de la economía circular nos permitirían reducir un poco esta losa.

Lo mismo ocurre con las importaciones de materias primas (papel, metales, petróleo para plásticos, etc.).

E igualmente quizás deberíamos replantearnos (en cualquier país que lea esto) nuestra postura respecto a la industrialización y a la innovación, dos piezas claves del progreso pero también de la defensa y la seguridad de un país.

Podríamo, deberíamos, rediseñar nuestros procesos industriales para mejorarlos, innovando en técnicas punteras como la robótica, la inteligencia artificial, la nanotecnología, al tiempo que atendemos a tendencias de la economía circular como el reciclaje (para obtener materias primas), las energías renovables (para mover la industria y el consumo) y la biomímesis (para mejorar los diseños de nuestra producción).

La combinación de innovación, economía circular y potenciación de sectores claves para la seguridad ciudadana tendrían como resultado una menor vulnerabilidad exterior en caso de un conflicto generalizado en el mundo.

Algo de lo que, por desgracia, estamos hoy un poquito más cerca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s