Los peligros de no hacer nada

Lo que los detractores de la Singularidad y del desarrollo de la Inteligencia Artificial no entienden es que va a pasar.

Si no es Occidente, o Google, o IBM, la desarrollará China, Corea o Rusia. O cualquier otra organización.

Ocultar la cabeza bajo las alas de un supuesto inmovilismo no sólo nos deja atrás, sino que impide que el paso evolutivo que vamos a dar esté perfectamente orquestado, controlado y que sea seguro.

Quienes traten de impedir el desarrollo de las tecnologías de la Singularidad, en el mejor de los casos, nos condenan a la irrelevancia.

En el peor, a la extinción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s