Aprendizaje Profundo, IA y revolución en internet

A raíz de un comunicado de un miembro de Google, este fin de semana se ha hablado (mucho) en las redes, sobre el aprendizaje profundo y sobre las ciencias cognitivas como motor de la nueva revolución digital.

Al parecer Google (sospecho que impulsado por la mano de Ray Kurzweil), está decidido a aplicar la inteligencia artificial (cuyo paradigma puntero es el aprendizaje profundo) a todos sus productos y servicios, desde los coches, al buscador, a Youtube, etc.

Los algoritmos preprogamados dejarán paso, poco a poco, a un nuevo motor alimentado por inteligencia artificial, lo que nos llevará, al parecer, a un nuevo salto cualitativo en Internet, y más cuando éste se mezcle con el Internet de las Cosas, la robótica, etc.

Yo no soy tan optimista como otra gente (por ejemplo, Enrique Dans ha escrito un artículo al respecto), y no me entendáis mal. Ese futuro va a llegar, pero no va a ser de inmediato.

La curva de adopción de una tecnología tiene un perfil muy característico. En tecnologías “digitales” suele tener un perfil exponencial a largo plazo, que es la base de todas las ideas que sustentan que la Singularidad Tecnológica llegará en menos de tres décadas.

GRA_260 fjyujtrujrtyhg

Comenzando con un período de crecimiento aparentemente lento, la línea parece poseer un crecimiento lento y aritmético al principio, para explotar posteriormente hasta el infinito (casi literalmente),

Pero ese perfil exponencial a largo plazo es la suma de perfiles a corto, que a su vez, presentan unas figuras características.

By Javier Megias
By Javier Megias
By Jesús González Fonseca
By Jesús González Fonseca

Si os fijáis, ha ocurrido varias veces ya con la adopción de diversos aparatos, que a una fase de crecimiento rápido gracias a los early adopters, le sigue una fase de meseta (desilusión) que parece indicar que lo que iba a ser una revolución había sido finalmente un bluf (ocurre ahora, por ejemplo, con las impresoras 3D).

Sin embargo, en todo ese tiempo, las fuerzas de la tecnología no paran de crecer, lo que hacer que, tras esa fase de meseta, vuelva un período explosivo de adopción de una tecnología, cuando ésta llega en condiciones al gran público.

Y eso es lo que creo que va a pasar con el aprendizaje profundo, con el Big Data y con el resto de variantes de la inteligencia artificial. Vemos ahora mucho interés y mucho dinero invertido en ellas, pero creo que todavía nos queda por pasar por la fase de meseta, la de decepción, en la que la mayoría de las empresas abandonen el paradigma o lo dejen de lado, hasta que finalmente cristalice el desarrollo subyacente y entonces la IA no sólo llegará a cada gran empresa, sino incluso a las pymes y a las familias.

Mis dos únicas dudas son si Google, Facebook, Tesla, IBM, Microsoft y el resto de gigantes que están invirtiendo en ella conseguirán, gracias a su modelo centralizado de negocio, hacer llegar estos avances antes de que comience esta fase de decepción, tanto a las empresas como al público en general. Y si el movimiento anti IA que está surgiendo logrará detener el avance lo suficiente como para alargar unas décadas la fase adopción universal (ya sabéis que pienso que es imposible detenerlo).

inmortalidad-digital fthtryh

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s