El sexo como deporte

Dejemos volar la imaginación, y pensemos que se estandariza la práctica de un nuevo deporte.

El Sexing.

Este nuevo añadido a la escenografía deportiva consistiría ni más ni menos que en mantener relaciones sexuales.

La cosa podría hacerse al aire libre, o en un gimnasio, en salas especiales para ello, bajo estricto control deportivo y unas normas claramente definidas.

Podría ser una disciplina de competición, o una nueva modalidad deportiva de adelgazamiento y mantenimiento que los gimnasios ofrecerían a sus socios.

Imaginaos la de gente que se apuntaría al gimnasio. (E imaginaos también los problemas que daría si nadie elige practicarlo contigo, no todo iba a ser bueno).

Dejo volar mi imaginación y pienso en competiciones federadas, con puntuaciones al estilo de las artes marciales, y en una iconografía propia. Cinturón de diamante, esMeralda, zafiro, plata y oro, en tal o cuál técnica.

Os sonará raro, una locura, pero personalmente no me extrañaría que una tendencia similar surgiese en las próximas décadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s