Alphabet

Google ahora es más pequeño y a la vez más grande.

Anoche anunciaba la creación de un holding madre que agruparía, bajo el nombre de Alphabet, a todas las compañías subsidiarias, Calico, Venture Capital, Google X, Nest y la propia Google.

Más allá de una reorganización empresarial, creo que la decisión tiene una importancia mucho mayor de lo que creemos, y podría ser un paso tan trascendental para el mundo digital como lo fue el propio nacimiento del buscador. Y es que, si lo pensamos bien, la idea no deja de ser algo majestuoso. Un conglomerado de compañías, un Holding tipo keiretsu japonés (o chaebol coreano) con fuertes lazos, que engloba docenas de empresas a cual más grande, una por cada letra del alfabeto (sí, google es la “G”).

Así, Calico sería la “C” (supongo), Google X, la “X”, Ventures la “V”…más allá de lo poético de esta idea, pensad bien en la magnitud del anuncio.

Los creadores de Google ( y su gran impulsor, Eric Smith) pretenden tomar distancia para ver el cuadro en conjunto, y operar un poco menos como lo habían hecho hasta ahora, y un poco más al estilo del Holding de Warren Buffet (admirado por Larry Page).

Creo que los tres (el Triunvirato) de Google quieren multiplicar por diez o por veinte, el tamaño de una empresa que ahora alcanza los 460.000 millones de dólares de valoración en Bolsa. Así, por ejemplo, si Calico, su empresa con objetivo de prolongar la vida humana, tiene éxito, podemos encontrarnos con una empresa mucho mayor que Google (Quién no querría pagar unos euros al mes a cambio de vivir veinte años más, o de mejorar mucho su calidad de vida retrasando su envejecimiento?). Calico podría valer mucho más que Google en 10 ó 15 años.

Lo mismo para Next, su empresa de domótica, o para su empresa de drones, o sus empresas de robótica, o de Inteligencia Artificial, o para…la lista sería interminable, no sólo por las compañías que posee ya, sino por las que podría adquirir. Hay muchas letras en el abecedarios (y si no, pues se ponen dos o tres compañías por letra, o se usan símbolos, por echarle imaginación que no quede).

Estoy pensando en concreto cómo rellenar las letras “T” y “S”. Uno de mis sueños es que Google adquiriese Tesla, SpaceX y hasta Solar City (ummmm…¿quizás “Y”) antes de que se haga más grande y sea imposible de adquirir. Me encantaría ver los coches de Tesla automatizados por Google, con sistemas de entretenimiento de Android, o los satélites de Fiber, la filiar de Google para llevar Internet a los hogares, plenamente soportados por SpaceX (ya hay un acuerdo de inversión previo). O los inmensos centros de datos del buscador alimentados por las placas de Solar City y las baterías Powerwall de Tesla.

De momento, es sólo un sueño. Pero la cosa no termina aquí.

Suday Pichar, corazón de Android, ahora dirigirá Google, y si lo hace tan bien como sus predecesores, la jugada puedes ser maestra. No sólo reforzarán Google (y Youtube, Android etc. con sangre y vientos nuevos) sino que ofrecerán a sus mejores empleados muchas más oportunidades de dirigir otras compañías, evitando la fuga de talentos.

¿Os imagináis un grupo empresarial con fuertes lazos al estilo japonés, bajo una única dirección, de diez o veinte compañías tan grandes como Google? ¿Algo que valiese no sé, 5 ó 10 billones de dólares?. Todo ello alimentando el mayor motor de innovación jamás creado por el hombre, y soportando las causas benéficas más grandes de la historia.

No en vano los lazos que unen google con la filantropía son muchos, a nivel interno en la compañía, y a nivel personal de sus directivos. Ray Kurzweil, impulsor de la Singularidad, es buen amigo de Bill Gates, famoso ahora por su Fundación Bill y Melinda Gates. Larrey Page es seguidor en lo empresarial de Warren Buffet, quién está ligado a la misma fundación, y en general, el Triunvirato de Google ha demostrado poseer un fuerte sentido filantrópico.

Veremos a ver qué pasa los próximos años, la próxima década. La idea en sí da miedo, mucho miedo, pero por otro lado, es emocionante la magnitud del coloso que pueden llegar a crear si lo manejan bien y si encuentran el talento para hacerlo crecer.

Sólo nos queda esperar, y vigilar que no incumplan aquella frase de “No hagas el mal”.

  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s