Hora de recomponer la democracia española

Los resultados de ayer domingo en las elecciones autonómicas y municipales no han resultado en el vuelco previsto por algunos.

Creo que eso lanza un mensaje claro de que la sociedad española sigue dividida y que el cambio no debe forzarse de forma abrupta, sino lograrse de forma paulatina, aunque no lenta (la gente desesperada no puede esperar).

Deben llegarse a pactos, deben construirse alianzas, sin discriminar a nadie decente, y todo ello mirando siempre a quien importa, el pueblo español.

Por supuesto el cambio debe comenzar en los barrios y ciudades, dando voz a la gente y dando oportunidades a pymes y autónomos para crear riqueza entre todos. Por que al final todo se tratará de eso. De crear riqueza para la gente. Y de hacerlo sin aumentar las diferencias entre clases, sin destruir la Naturaleza y recuperando la humanidad que se ha perdido tras tantos años de crisis.

Quizás sea una tarea tan titánica como la Transición, y requerirá unos Pactos de la Moncloa Económicos que aúnen los esfuerzos de todos los agentes económicos implicados por el bien común.

Me pregunto si estaremos a la altura de lo que necesita el país.

¿Estarán las empresas del país dispuestas a cambiar su modelo económico en pos de la productividad/hora en lugar de la productividad/hombre?

¿Renunciarán los partidos a proteger a los corruptos para limpiar nuestro modelo político de toda sombra de sospecha?

¿Conseguirán los ciudadanos convertirse en fuerzas productivas de la Tercera Ola o la llamada Revolución Industrial Digital?

¿Recuperaremos el terreno perdido en materia medio ambiental, en derechos sociales, en Estado del Bienestar?

Lo veremos los próximos meses. Pero espero que esto no se quede en un bluf como tantos otros que han prometido cambiar el sistema.

Lo que quiero que tengáis claro es lo que nos espera. Esto no va a ser jauja. Nadie le va a regalar nada a España. No vamos a poder recuperar el Estado del Bienestar sin recuperar nuestra economía. Ni a recuperar derechos perdidos, ni a cambiar nada si no lo cambiamos todo.

Tenemos que conseguir llevar la economía española al nuevo siglo, dejando de lado el ladrillo, la educación del siglo pasado y la falta de innovación e inventiva.

Sólo así lograremos crear una economía dinámica que resuelva los problemas, que genere riqueza suficiente para restablecer el estado del bienestar y las libertades necesarias para restaurar los derechos perdidos.

Bajar la deuda no con recortes salvajes, sino aumentando nuestras exportaciones y creando empleo de calidad, reducir el gasto superfluo para dedicar los recursos a inversión y a los más necesitados, hacer que parte del sector público partidista (consejeros, televisiones) y el capitalismo de amiguetes se conviertan de verdad en fuerzas productivas.

Queda mucho camino para cambiar la Sociedad en todas sus formas y facetas. Y sin esos cambios completos, si falla alguna de las patas que componen nuestro bienestar, fracasaremos de nuevo.

Necesitamos pactar, ponernos de acuerdo y olvidar el egoísmo para sacar España de la crisis, y para llevarlo a la cabeza de las economías innovadoras del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s