La Energía y la Singularidad

La Singularidad dependerá de tres factores.

El primero, obviamente, el talento humano para crearla, los valores que se la impriman y las motivaciones de sus creadores.

El segundo, la inteligencia y los medios materiales que ésta logre alcanzar en sus primeros estadios.

Y por último, la energía que alimentará toda su maquinaria e inteligencia.

Hemos comentado aquí que uno de nuestros objetivos es lograr que España forme parte del conjunto inicial de países que logren la Singularidad. Nos va en ello nuestra supervivencia y el destino de nuestros seres queridos.

Uno de los muchos puntos débiles de cualquier estrategia que sigamos en pos de este objetivo es precisamente alimentar una posible Singularidad con la energía necesaria.

Cualquier escenario potencial en el que España alcanzase una Singularidad en solitario, dependería en un principio de su capacidad para alimentar con muchos megavatios los estadios iniciales de esta superinteligencia.

Dada nuestra dependencia energética del exterior, y la poca iniciativa de nuestro Gobierno a la hora de garantizar la independencia energética, sería plausible pensar que cortar el acceso a fuentes de energía como el petróleo, el gas u otras, podría ser una forma de parar la incorporación de nuestro país al club de los Países Singularistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s