España debe atraer el nuevo capital inversor relacionado con las nuevas industrias

No podemos volver a apostar por la construcción y el turismo como motores únicos de la economía, ya sabemos a dónde nos lleva esto.

Tampoco creo que el Gobierno esté capacitado para hacer la transición a la economía del conocimiento. La nueva ley del suelo que apuesta, una ve más, por desproteger los bosques frente a los especuladores, es solo una muestra de ello.

Tampoco ayuda a mantener mi confianza la ley de costas que desprotegió nuestra costa o la ley que grava el autoconsumo eléctrico, o el carácter retroactivo de la ley que elimina subvenciones a las renovables, y tantas otras. No tengo mucha esperanza de que el Gobierno sepa cómo encaminarnos a la nueva economía, y me temo que al final nos llevará a la extinción como sociedad moderna, pues seremos devorados por países que sí comprenden el impacto que tendrán cosas como la fabricación digital, los drones, la biotecnología, las energías renovables, etc.

Lo que sí podría hacer, si tuviese visión y voluntad para hacerlo, es favorecer la llegada de empresas del conocimiento que lleven al país a esta nueva era económica, garantizando al menos que no nos quedemos atrás.

Pienso en Tesla, con sus gigafactorías de baterías eléctricas, y sus plantas de coches futuristas, pienso en Apple, que va a abrir dos centros de datos en Europa, invirtiendo 2 mil millones de dólares, y ninguno de los dos en España. Pienso en Google, que podría utilizar España como base mundial para producir sus coches autónomos, o la misma Apple, que parece interesada en el sector de la Automoción.

Pienso en Palantir como fuente de análisis de inteligencia mediante el Big Data, en Space X como cuna de la nueva era espacial, en tantas empresas que podrían conducirnos a una nueva etapa de riqueza basada en el conocimiento, a pesar de nuestras muchas carencias.

¿Qué deberíamos poner sobre la mesa para conseguirlo?

Pues mejorar la educación garantizando un flujo constante de ingenieros, diseñadores e informáticos, favorecer fiscalmente a las empresas de sectores nuevos si garantizan empleo y tecnología, abasteciéndoles de energías limpias en cantidad para los centros de datos y laboratorios del conocimiento, potenciando nuestra calidad de vida, conectando con nuevas redes e infraestructuras nuestra sociedad…no podemos tener el ADSL más caro de Europa.

Espero, aunque dudo, que el Gobierno, paralizado ya, ponga en marcha cuanto antes estas iniciativas, pues cada día que perdemos es un día más que tendremos que recuperar después si no queremos desaparecer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s