Amar a España

Mucha gente confunde el amor a su país con tener una tendencia política de derechas. Es más, esa misma Derecha se apropia de ese supuesto “amor” patrio para echarlo en cara a quienes no comulgan con sus opiniones políticas, económicas o religiosas.

Pero no nos confundamos, el amor a España, o a cualquier otro país, no tiene nada que ver con el nacionalismo. Se puede perfectamente amar a tu país, y comprender que ese amor no lo hace mejor de forma objetiva a ningún otro. Uno puede querer a su país, y al mismo tiempo admirar a Europa, Estados Unidos o cualquier otra nación.

El amor a tu lugar de nacimiento, o adoptivo, es algo que tiene que ver con el respeto subjetivo por un lugar, o por una forma de hacer las cosas. Y eso no es exclusivo de la Derecha o de la Izquierda.

En mi caso persona, amo España, me encanta su diversidad, desde el pueblecito más perdido donde los domingos la gente se reúne en el bar o en alguna casa, a sus bosques profundos que bullen de vida las noches frías de luna llena, a sus ciudades diversas y variadas, sus lenguas, su gente, su historia.

El que quiera proteger todo eso me convierte en un patriota, pero no quiere decir que no comprenda las necesidades de otra gente, que piensen diferente, sino que me da fuerzas para intentar encontrar un camino común para seguir juntos, en el que todos ganemos. Y eso vale tanto para Cataluña, el País Vasco, etc. como vale para Europa, nuestros vecinos de África, nuestros aliados de China , Japón o Estados Unidos.

Creo que la democracia es el mejor sistema que hemos sabido construir hasta el momento, pero también que debe evolucionar hacia una mayor participación ciudadana. Igualmente creo que el Capitalismos es el mejor sistema económico del que hemos sabido dotarnos, pero también que debe evolucionar hacia un capitalismo social primero, y hacia otra cosa después. Ambos deben cambiar para superar sus lagunas y deficiencias actuales (abandono de las clases menos pudientes, colusión de la vida política con monopolios empresariales, destrucción del medio ambiente y del patrimonio público, corrupción, etc.).

Y eso no me hace menos patriota que nadie, ni hace que ame menos a España. Al contrario. Sólo quien pretende hacer un país mejor, un país sin corruptos, un país que cuide de verdad su patrimonio, su naturaleza y su historia, sin manipulaciones y sin ambages, sólo aquel que busca el bienestar de los ciudadanos de su país (y de los europeos, y de todos los habitantes del mundo), y lo hace de forma desinteresada y no partidista, puede llamarse patriota.

Defender a corruptos no es de patriotas. Defender la destrucción del litoral o de los bosques por un pretendido bienestar económico que se ha demostrado falso, no es patriota. Impedir que el país evolucione hasta el futuro no es de patriotas.

Ser patriota es querer que las empresas de tu país sean más competitivas, que el bienestar llegue a todos, y crezca con ratios de dos dígitos, y que lo haga sin destruir los derechos de sus ciudadanos o sus recursos históricos y naturales. Amar a España es entender que desde Cataluña a las Canarias, desde Galicia hasta Almería, desde Ceuta hasta el País Vasco, pasando por Teruel, Baleares, Madrid o Badajoz, las necesidades de la gente no se identifican con una opción única, sino con una pluralidad de ideas, de idiosincracias y de fuentes de bienestar. Amar a tu país es entender que no se puede reducir todo al ratio de PIB, olvidando a los parados, ni pretender crear riqueza pisando derechos, ni defender a un partido con leyes injustas.

Amar a España es admirar las iniciativas de los ciudadanos frente a la crisis, el esfuerzo de sus empresarios por salir adelante, de sus políticos honrados por representar los intereses del -Pubelo incluso por encima de los intereses de su partido (¿No debería ser siempre así?).

Esto no es cuestión del PP, del PSOE o de Podemos…

Es cuestión de ver quien va a hacer más por los ciudadanos, por los españoles y por tu país. No sólo en términos económicos, sino en todo el espectro de la riqueza patria. Quien va a cuidad mejor de tus mayores, o de tus hijos. Quien va a pensar más en tu futuro y en tu jubilación. Quien va a defender los intereses frente a los deudores, quien protegerá el exceso medio ambiente sano que nos queda, quien luchará contra la contaminación, quien reactivará los centros de salud y de educación públicos, quien ampliará los museos, y los teatros, y revitalizará el tejido comercial de las ciudades.

Ése es el patriota, y a “ése” y no a otro, deberías votarle. A “ése” es a quien deberías ayudar en tu barrio, y apoyar.

No estoy hablando de Podemos, la fuerza política de moda, no van conmigo aunque admiro su intento de llevar la política a la gente. No hablo del PSOE quien todavía tiene mucho que recuperar de su discurso, ni del PP, quien debe empezar a purgar sinceramente lo que ha dejado que algunos le hagan. Ni de EQUO, quien debe reforzar su pensamiento económico desde el punto de vista verde para demostrar que son alternativa, ni de IU, que debe comenzar a trabajar unida (haciendo de verdad honor a su nombre). Ni de CIU, ni del PNV, ni de nadie.

No hablo de Greenpeace, ni de WWF, ni de Fapas, ni de los sindicatos, ni de la Falange, ni de Mnos limpias, ni de Telefónica, ni de Zara o el Santander, o de las iglesias o religiones.

No hablo de ninguno y hablo de todos, porque en todos ellos hay gente v¡buena, verdaderos patriotas, y es a ellos a quien hay que apoyar para que puedan convertir España, Europa y el Mundo en un lugar mejor.

Eso es amar a España, apoyar a la buena gente allí donde esté, en los barrios, en las ciudades, en los campos, en las empresas. A la gente sincera y trabajadora, a la gente creativa, a los emprendedores, y a los parados que cada día luchan por salir adelante.

Que nadie se arrope en la bandera de España para encubrir su faltas, que esta bandera sea limpia y transparente, libre de corrupción y fanatismos. Que España mejore, y crezca, on tu esfuerzo y el mío. Sin importar que seamos de ideas antagónicas.

Eso es ser un patriota, eso es amar a España. Y como ves, no tiene nada que ver con ser de Derechas, de Izquierdas, religioso o ateo.

Tiene que ver con ser buena persona.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s