Hijos de perra e hijos de perra

Es curioso que éste sea precisamente el mejor apelativo que les encaja a aquellos que maltratan a un perro.

Recientemente he tenido conocimiento de hechos tan vergonzosos y repugnantes que no tengo fuerzas para reproducir aquí.

Baste decir que poco de humanos tienen aquellos que perpetran este tipo de maltratos y que, si existe otra vida, sea la que sea, no os quepa la menor duda de que irán al infierno, mientras sus caninas víctimas disfrutan de largos paseos por verdes campos en el cielo.

Así que, hijos de perra, repugnantes infrahumanos, espero que os hayáis divertido, porque os ha costado vuestra puta inmortalidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s