Es hora de empezar

Basta ver un poco la televisión para ver la decadencia política en la que vivimos. Los escándalos de corrupción se unen a la crisis y a la mala gestión de algunas administraciones para pintar un panorama desolador para los ciudadanos.

En esta nueva era, en la que los europeos miramos al abismo, y este nos devuelve la mirada, irónico, enfrentamos seguramente el fin de la construcción europea y el sueño de una Europa unida y en paz.

El fantasma de la Guerra vuelve a asomar su negro rostro en las tierras europeas, y los populismos campan por todos los países. He de reconocer que no siempre se reconoce a un populista cuando se le vé, quién iba a decir que tantos y tantos gobiernos iban a resultar corruptos y estafadores, ¿hay una clase peor de populismo que llegar al gobierno para robar a quien te puso ahí?

Pero este no es un artículo de gobiernos corruptos ni de alternativas populistas, ¿quién soy yo para juzgar que es uno y qué es otro?

Sobre lo que sí puedo hablar es sobre el Futuro, me considero uno de los mayores especialistas mundiales sobre él. He dedicado años, más de una década en realidad, a ver cómo será, o cómo podría ser y qué podríamos hacer para asegurarnos de que sea seguro.

Así que creo poder asegurar sin el menor género de duda, que nos encontramos en una encrucijada universal. Un momento decisivo en la historia de la Humanidad en general, y de Europa y Occidente en particular.

Podemos estar afrontando el fin de Occidente, no ya como potencia mundial, sino que puede desaparecer completamente. También es posible que después de este período nada perdure de la raza Humana, excepto nuestras más inteligentes creaciones.

Quizás desaparezcamos aplastados por el cambio climático y la destrucción de la Naturaleza, o tal vez seamos sustituidos por robots, inteligencias artificiales o nanoides, o, lo más probable, muramos la gran mayoría en la III Guerra Mundial o en el colapso económico que derrumbará la civilización.

Por otro lado, podemos conseguir cambiar el mundo para mejor, restaurar el medio ambiente, acabar con el hambre y la pobreza y expandir las libertades y las posibilidades del ser humano.

Ahora es el momento de que la Humanidad decida hacia dónde vamos a encaminar nuestros pasos.

Podemos hundirnos en la pendiente del olvido, o podemos ascender por la ladera y alcanzar el trono de los dioses.

Nosotros decidimos. Cada uno de nosotros.

Y yo he tomado mi decisión.

Empezando por mi entorno, mi ciudad y mi país, y pasando por la Unión Europea hasta alcanzar el mundo y el medio ambiente, creo que necesitamos cambiar. Y para ello tenemos que cambiar la forma en la que pensamos.

Estamos en un momento en el que Europa aparece dividida, España y el sur del continente asediados por la pobreza, los políticos totalmente desacreditados.

Y en esta tesitura podemos rendirnos o cambiar nuestra forma de pensar. Podemos exigir venganza o podemos ser mejores. Podemos tratar de destruir el pasado, o podemos intentar construir el futuro.

¿A qué me refiero con eso?

Pues que quizás sea hora de tratar de ver las cosas de otro modo.

Realmente yo lo que quiero es conseguir es que la sociedad funcione, que el progreso continúe, que la ciencia avance, que la riqueza cale en cada rincón de la sociedad, que respetemos el medio ambiente, que colonicemos el espacio, que creemos maravillas de la técnica y descubramos los secretos del universo.

Vale, yo soy un poco especial. La mayoría de la gente se conforma con ser felices, lo que quiera que signifique eso en cada una de sus vidas.

Y entonces, ¿no sería mejor centrarnos en conseguir eso?

En hacer a la gente feliz, en construir un mundo mejor para todos, en crear lazos de convivencia, en descubrir los secretos de la vida, en ofrecer oportunidades y trabajos enriquecedores, en crear las condiciones para conseguir que España, Europa y el mundo, sean un lugar mejor para el emprendimiento y la innovación.

Un lugar donde la política sirva al ciudadano, donde la educación abra puertas para todos.

Eso significa, paradójicamente, que quizás debamos ignorar la política.

El último año he escuchado tertulias, oído la radio, seguido partidos políticos…y no me ha traído nada positivo. Tampoco creo que el estado de la política haya aportado nada bueno al mundo ni a nuestros países.

Sí, estoy, como casi todos vosotros, al día de la situación de la corrupción de nuestro país, conozco casi hasta la marca de calzoncillos de Pablo Iglesias y la laca de Pedro Sanchez. Conozco los apodos de nuestro presidente del Gobierno, y hasta el color de su tinte de pelo.

Y nada de esto mejora el mundo.

Así que he decidido continuar trabajando duro para mejorar nuestro mundo. No dejarme vencer por el derrotismo ni por el rencor, y trabajar por el bien común. Ayudar a reconstruir Europa, poner mi granito de arena para edificar los cimientos que apuntalarán el edificio que nos sostiene sobre el abismo. Crear una España mejor para todos los españoles, y tratar de mantener vivo el legado de ciencia, riqueza y bienestar de Occidente.

Ante las amenazas de un mundo hostil, y de nuestra propia ignorancia, elijo seguir trabajando por el Futuro, sin importar la oscuridad que nos rodee, al tiempo que tratamos de arrojar algo de luz sobre el camino que transitamos.

Un camino oscuro que sobrevuela el abismo del olvido, y del que caeremos si no logramos mantener encendidos los fuegos de la civilización. Si no conseguimos vivir en paz, si no logramos restaurar el medio ambiente que nos sostiene, ni impedir el colapso económico, social y ecológico de nuestra civilización, caeremos por los bordes.

Esa es la gran tarea que tenemos por delante, mantener esos fuegos encendidos, y avivarlos para que ninguna amenaza, ninguna disensión ni ningún desastre pueda apagarlos jamás.

Es la gran misión que tenemos que afrontar en nuestra generación.

Este tiempo que nos ha tocado para estar vivos, esta encrucijada, requiere de nosotros que seamos mejores, individual y colectivamente.

Porque sólo podremos impedir nuestra propia destrucción si olvidamos nuestras diferencias, y trabajamos juntos para mejorar las cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s