Los coches autónomos, el cambio climático y la productividad

Los coches autónomos serán una bendición para las empresas y el medio ambiente.

Para la reducción del cambio climático, porque permitirán una mejor gestión del tráfico y la circulación, reduciendo emisiones, el número de coches producidos y en circulación y los tiempos de recorrido durante los trayectos.

Para las empresas porque ahorrarán mucho dinero (una vez más nos enfrentaremos a la doble faceta de la tecnología sobre el empleo) y porque les permitirá aumentar su productividad.

Hoy quiero centrarme en un pequeño aspecto de cómo las empresas podrán gestionar la llegada del vehículo autónomo para mejorar la productividad y al tiempo la calidad de vida de los empleados.

Actualmente muchas grandes empresas poseen un servicio de autobuses para llevar a sus empleados a la planta.

Con el vehículo autónomo esto no sólo se mantendrá, sino que se hará mucho más flexible, y accesible incluso para las pymes.

Podemos suponer que una empresa podrá alquilar, comprar o rentar no un autobús, sino toda una flota de coches autónomos.

Los trabajadores de la misma podrían apuntarse a ser recogidos en casa por uno de ellos, y los mismos coches realizarían el trazado de la ruta más eficiente para recoger y dar servicio al mayor número de empleados de la forma más eficiente posible.

Esto permitiría una flexibilidad importante en las horas de entrada para las empresas de servicios, pudiendo escalonar la llegada de los empleados y, de esta forma, mejorar aún más la eficiencia del sistema.

Para las grandes factorías de horarios fijos, aun con un coste mayor, permitirá garantizar la llegada de los trabajadores al tiempos que mejora la planificación y les ofrece beneficios sociales.

El compartir coche, además, reducirá mucho el tráfico, permitirá trabajar o charlar durante el trayecto y disminuirá la contaminación.

No todo son ventajas, claro.

El coste para la empresa puede ser grande en términos de inversión y gasto, y cada una deberá planificar si esta nueva herramienta permitiría mejorar sus sistemas productivos.

Estoy seguro de que se encontrarán soluciones mixtas.

Flotas de renting compartidas por varias empresas con necesidades horarias diferentes, usos alternativos de los vehículos fuera de las horas de entrada y salida al trabajo, planes de financiación para empleados que quieran asumir este reto de forma conjunta, o planes de incentivos en los que se incluirá este beneficio además de las consabidas tarjetas restaurante y demás métodos de retribución en especie.

Dejadme dejaros con una reflexión más genérica. ¿Cuántos queréis tener un coche en propiedad? ¿Lo cambiaríais por disponer de acceso completo a una flota de estos vehículos que os llevasen donde quisiéseis a cualquier hora, sin tener que preocuparos de problemas de aparcamiento, de respostar combustible ni de mantenerlo?

Veremos que nos depara el futuro, pero no os durmáis en los laureles.

Pensad que los principales fabricantes de coches, y los más punteros como Tesla, han dicho que los veremos circulando antes de cinco años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s