Cómo emular un cerebro

La clave podría estar en crear un virus.

Un virus muy sencillo que tomase el 1% de la capacidad de computación y de la memoria de cada ordenador, móvil o sistema infectado.

Utilizaría éstos para enviar, vía redes, pequeños paquetes, de forma separada, a otros sistemas infectados.

Cada paquete iría destinado de forma fija a un ordenador específico y a un subsistema específico del virus siempre que fuese posible. O buscaría una alternativa similar para utilizarla en adelante.

Si cada virus realiza 100 particiones, y conecta cada una con otras mil (aunque haya cierta redundancia), se necesitarían unos 5.000 millones de ordenadores y móviles infectados para igualar la cantidad de conexiones del cerebro.

Después ya la cosa dependería de la velocidad de las redes y de la información que se transmita (que con esa cantidad de datos no debe ser muy compleja pero sí que debe tener unas propiedades emergentes estructuradas).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s