Las batallas de la guerra

El mundo parece estar en continuo caos.

No entraré en si esto es una estrategia de los conspiradores, Bilderberg o los Estados Unidos, o simplemente un efecto de la prolongada crisis que vivimos.

El caso es que nuestro país no está exento de pligros, como se ha visto estos días.

Si la crisis no ha terminado con nosotros, todavía, puede que el ébola lo haga. O el cambio climático, o la escasez de recursos si no logramos llevar a nuestro país a la era del conocimiento y de la abundancia.

Creo que por elloe, en cierta forma, deberíamos considerarnos en guerra. Ya lo he comentado en alguna ocasión.

Y es una guerra no como la de Ucrania, la de Siria o la de Irak, por lo menos, por el momento.

Es una guerra que se libra en los campos de la economía, la inteligencia, el conocimiento.

Pero también en un grado más grande de lo que nunca ha ocurrido hasta ahora, en un plano medioambiental y de recursos.

España, y todos los países que quieran sobrevivir a lo que viene, deberán aumentar su independencia energética mediante energías renovables, pero también crear biomasa, reciclar, cuidar sus aguas y recursos pesqueros, ampliar su superficie arbolada para suavizar el clima cambiante, proteger su biodiversidad y su patrimonio natural.

No se trata sólo de garantizar el suministro alimentario, ni proteger recursos minerales, sino que cada ciudadano debería estar volcado con cuidar nuestro patrimonio natural. Nuestra idiosincracia biológica.

Nuestro futuro depende de ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s