Cómo conseguir la renta básica que propone Podemos (III)

Una de las principales causas de desgaste de la riqueza durante las próximas décadas puede ser la necesidad de utilizar grandes cantidades de renta en la asistencia a personas mayores y el aumento de los costes de sanidad.

Si lográsemos solucionar esto de forma permanente y a bajo coste lograríamos una gran liberación de riqueza de cara a reducir el importe de una renta básica universal.

Sl necesitar menos dinero para llevar una vida sana será más sencillo conseguirla.

Dejadme que os cuente cómo va a ocurrir desde mi óptica singularista y neoanarquista.

La ciencia y la técnica van a desarrollar en breve sistemas de atención médica artificiales a un coste muy accesible.

Basados en ordenadores como Watson, y en robots evolucionados de Asimo, cada uno de estos asistentes será capaz de salvar nuestra vida, ayudarnos en el hogar, realizar tareas por nosotros y hacernos compañía.

Conectados a nuestro hogar inteligente, a nuestro móvil y a nuestro coche, será capaz de monitorizar toda nuestra actividad, responder a nuestras necesidades y cuidar de nuestros deseos y nuestra salud.

Ya empiezan a surgir apps para móviles relacionadas con la salud, por ejemplo. Y pronto estarán en nuestros coches, en nuestros relojes y en los hogares inteligentes que están diseñando los ingenieros y los futuristas.

Nuestro asistente será sólo la cara de un sistema inteligente que nos hará la vida mucho más fácil y cómoda.

No entraré en tareas rutinarias y mil veces explicadas, como pasear al perro, hacer la compra, cocinar, limpiar o regar las plantas, aunque tengan muchas ventajas en la creación de riqueza, sino que me centraré en sus ventajas médicas.

Imaginaos que vuestro padre, o madre, está solo en casa y sufre un desvanecimiento.

El robot doméstico podrá en la mayoría de los casos actuar para evitar que esto suceda, administrando glucosa, haciendo sentar a la persona, y avisando a una ambulancia en cuanto detecte que sucede algo anormal.

Podrá, si es tarde para evitar la caída, sujetar a tu familiar para evitar daños con el impacto.

Hará un análisis de la situación, de las constantes vitales (tensión, azúcar, latidos, etc.) e incluso podrá practicar unos primeros auxilios básicos.

Al mismo tiempo habrá accedido a la base de datos de salud y hábitos personalizados de su “paciente” y conectado en milésimas de segundo con Sherlock, en nuevo supercomputador de IBM derivado de Watson, que hará un análisis de la dolencia con un 95% de fiabilidad (y con un 99% de las tres posibles afecciones más probables).

Nuestro robot se comunicará con el hospital y una ambulancia, y ambos estarán listos, con un diagnóstico exhaustivo y con el material adecuado, para cuando el paciente llegue.

Se salvarán millones de vidas por situaciones como ésta o similares, y docenas de millones gracias al cambio de hábitos y la anticipación que estos sistemas propiciarán. Y se ahorrarán miles de millones en costes sanitarios de paso.

De la misma forma, se liberarán miles de millones de horas de tiempo de las personas con los coches autónomos, lo que generará aún más riqueza, pero ésa, es otra historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s