A vueltas con la creación de contenidos

El otro día reflexionaba en mi blog sobre comic y rol al respecto de la explosión de creatividad que estamos viviendo.

Asistimos al nacimiento de docenas, quizás cientos de series, miles de películas y decenas de miles de libros a nivel mundial, que pronto, y gracias a los traductores de nueva generación, lograrán un alcance mundial.

La tecnología es imparable, y la creatividad humana ha encontrado en ella no sólo un aliado, sino un amplificador y un difusor que la eleva a otro nivel.

Vamos a verlo en los próximos años, cuando los contenidos a nuestra disposición no sólo se multipliquen por diez o por cien, sino que mejoren mucho en calidad y prestaciones.

Ya hablé de mi idea de cómo serán los entretenimientos del futuro. Veremos películas con más extras que nunca, entre los que se incluirán minidocumentales, webs supercomplejas y cargadas de contenidos, escenas paralelas adicionales, crossovers, etc.

Lo mismo para las noticias.

La gente se agrupará en círculos de editores/autores que se retroalimentarán a nivel mundial y pondrán en jaque a los diarios y medios tradicionales.

La riqueza fluirá de los ciudadanos a los autores a través del crowdfunding, y de vuelta a los ciudadanos en forma de una explosión de creatividad.

Aquellos países que lo comprendan, entre los que no nos encontramos, explotarán esta riqueza y se llevarán la parte del león de este negocio multimillonario.

Aquellos que no se anticipen, que no sepan utilizar la fuerza de los ciudadanos prosumistas para multiplicar sus propios contenidos, verán como su negocio se desvanece igual que ha desaparecido el negocio de los mensajes de móvil.

Desde aquí me gustaría hacer un llamamiento a los medios de comunicación, los nuevos y los clásicos, para que se adapten, para que convenzan a sus clientes, lectores, televidentes, usuarios y oyentes de colaborar en la creación exponencial de contenidos para sus diversas plataformas.

España, ni ningún otro país, puede permitirse quedarse atrás en esta revolución, so pena de quedarse aislado del nuevo mundo que surge, y de perder este nuevo tren de riqueza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s