La Singularidad Económica no pasa por crear dinero

No, no alcanzaremos la Singularidad Económica exclusivamente mediante la creación de dinero, sino aumentando la riqueza de forma exponencial.

La diferencia entre dinero y riqueza es aquí obvia. Donde el primero es sólo un medio de pago, la segunda es generadora de bienestar.

Pues bien, el objetivo de la Singularidad lo alcanzaremos cuando logremos crear suficiente riqueza como para que los viejos paradigmas, el capitalismo de acumulación y el trabajo de subsistencia, no tengan sentido.

Para ello quizás sí sea necesario crear nuevos tipos de dinero, que ayuden a mover las capacidades infrautilizadas de la Sociedad (el trueque, usar monedas virtuales como Bitcoin, o monedas de empresa como la de Amazon, o nuevas formas de intercambio como la inteligencia o la energía).

Sin embargo, como he dicho, no es este el camino principal para alcanzar la Singularidad Económica, sino quizás, uno de los medios para lograrla.

¿Que riqueza podemos incrementar para acercarnos al objetivo que nos llevara a la libertad económica?

Primero, necesitaremos nuevas fuentes de energía. Es dolosa la actitud del Gobierno español impidiendo que en España se desarrollen alternativas energéticas limpias y novedosas que permitan disponer de un abanico de suministros y de mayores opciones energéticas para alimentar nuestros proyectos.

También necesitaremos materias primas, no sólo garantizando el acceso a nuevas fuentes de minerales, alimentos y demás materias primas, sino mejorando la eficiencia y el reciclaje.

En tercer lugar, inteligencia. Nuestra sociedad debe hacerse más inteligente, y éste será quizás el mayor reto que afrontaremos en el futuro, junto con el cuarto punto.

Un cuarto punto, una cuarta necesidad, que no es otra que la sostenibilidad. Necesitamos garantizar que el desarrollo económico exponencial no socava las bases de nuestra propia supervivencia y la del resto de seres vivos con los que compartimos nuestro hábitat.

Si logramos garantizar estos cuatro puntos para sostener y alimentar un crecimiento económico exponencial, estaremos cerca e la Singularidad Económica.

¿Pero cómo lo haremos?

Se me ocurren varias ideas para desarrollar otro día. Con el acceso al espacio, y a los inmensos recursos que en él nos esperan. Dispondríamos de energía suficiente como para alimentar diez, cien, o mil veces una civilización como la nuestra. También metales y minerales en grandes cantidades. Y espacio como para incrementar nuestra población de forma segura.

Otras ideas, pues la aquicultura en mar abierto, si logramos desarrollarla, o las nuevas energías limpias, las ciudades inteligentes, la nanotecnología, la robótica…

Son tantas las posibilidades, que cada una daría para escribir una docenas de libros sobre cómo revolucionará la economía y la Sociedad.

Sólo el tiempo dirá si alcanzamos la Singularidad Económica. Personalmente creo que es inevitable, de la misma forma en que los es la Tecnológica.

Veremos, pero recordad que sólo desde aquí os estamos contando la llegada de la Singularidad Tecnológica, y os lo narraremos en primera línea.

Autor imagen: Bill David Brooks, Flickr, Creative Commons, tomada de Fundspeople.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s