La Singularidad Tecnológica, ¿por qué no?

Vaya dicho de antemano que lo que proclamo aquí para la Singularidad de tipo tecnológico también sirve para la de tipo económico.

Creo que al final ambas van a ser inseparables y la una precederá a la otra inexorablemente.

Dicho esto, voy a permitirme responder aquí a un amigo que siempre ha sido reacio a la llegada de la Singularidad.

Dice que las máquinas pensantes suponen una amenaza para la Humanidad como la conocemos, bien por ellas mismas, bien porque serán diseñadas para el servicio de unos pocos.

Un grupo minúsculo, añadiría yo, que hoy domina la economía y mañana dominará la inteligencia y la tecnología, y por lo tanto, la evolución y el mundo.

Sin embargo, el pensamiento de este amigo se queda ahí.

La tecnología de singularidad puede ser peligrosa, así que mejor reneguemos de ella.

Vale, esto quizás sirva para las películas o las novelas, pero no para un mundo que ha demostrado una y otra vez que la tecnología termina surgiendo por mucho que trate de retrasarse, y en el que si no se controla, surge en manos de unos pocos que terminan por dominarla a su antojo.

Cualquiera que haya leído mi libro, White Singularity, sabrá que pienso que la tecnología de inteligencia artificial es imparable, y que aquí, en China, o en manos de una empresa privada, terminará surgiendo.

Y entonces, si lo hace de forma descontrolada, sí que estaremos jodidos.

Por eso no sirve de nada seguir la estrategia del avestruz, e impedirte ver la realidad.

En unas décadas el mundo como lo conoces habrá desaparecido o, en el mejor de los casos, habrá sido superado por otro que tome las riendas del desarrollo y la evolución, y que ahora no podemos comprender.

Intenta explicarle a un hombre de las cavernas conceptos como internet o el capitalismo.

Pues esto será incluso más difícil.

Tampoco sirve ponerse en plan ludita y luchar contra las tecnologías de la singularidad. Como ya he dicho, el progreso no se puede detener, y si algo puede hacerse, alguien lo hará.

Así que sólo queda un camino, el que he decidido seguir personalmente. La divulgación del concepto de Singularidad, el debate a nivel teórico sobre sus peligros y oportunidades, y el trabajo para tratar de evitar y redirigir los primeros y aprovechar las segundas.

Conseguir despertar en la Sociedad la conciencia de que el mundo va a cambiar, y de que si todos no formamos parte del debate para decidir cómo queremos que sea el mundo, unos pocos decidirán por nosotros nuestro destino.

Y con estas tecnologías, lo harán de una forma tan radical como jamás ha sido vista en la historia Humana.

Mi visión de la Singularidad incluye la coexistencia en paralelo de dos mundos. El de las personas y máquinas incorporadas a la Singularidad, explorando el Universo y las fronteras desconocidas de la ciencia, que coexistirá con aquellos que quieran seguir el camino de la evolución biológica y habitar en un mundo entendible, donde se conservan la cultura, la historia humanas y los ecosistemas como los conocemos ahora.

Negarse a la evidencia de que el mundo cambiará sólo ayudará a destruir el mundo que conoces y nos alejará de esta visión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s