¿Son demasiado ambiciosos los objetivos de la Singularidad Económica para España?

Muchos diría que mis objetivos son demasiado ambiciosos, y que es bastante improbable conseguirlos.

No negaré que sí son objetivos muy elevados, ¿llevar a la libertad económica a todos los ciudadanos?, pero es conseguible.

La mayoría de mis objetivos, como la producción en masa de energías renovables o el acceso a supercomputación y reses de altísima velocidad terminarán llegando, yo sólo propongo que trabajemos por adoptarlas antes.

Otras requieren trabajar activamente por ellos, como crear una red de supercargadores para vehículos eléctricos, restaurar la salid ambiental de nuestros ecosistemas, mejorar el turismo y atraer una fábrica de Tesla a nuestro territorio.

Quizás el más polémico, y por eso va el primero de la lista, es crear una renta per cápita media de 500.000 euros anuales.

Esto significa multiplicar por veinte la actual renta de los españoles.

¿Imposible?

Quizás según la mentalidad actual sea imposible a corto plazo (hablo de unos quince años para mi plan).

Si piensas en términos de escasez no me cabe duda de que te parecerá un objetivo inalcanzable.

Ves que el trabajo remunerado escasea, que la energía se encarece, que limitan y controlan el acceso a la red, que los precios suben y las materias primas escasean.

Te entiendo.

Para comenzar a creer que cada ciudadanos puede ganar el equivalente actual de 500.000 mil euros tienes que empezar a pensar en términos de abundancia.

Tienes que pensar que pronto cada hogar podrá producir su propia energía (se harán fortunas con esto), que los robots y máquinas a los que tememos realizarán por nosotros trabajos infinitos y nosotros seremos los beneficiados.

Entiende que con las nuevas herramientas podrás convertir tu pasión en algo productivo y creativo, y ofrecérselo al mundo. Y que el entretenimiento y la oferta de ocio se van a expandir ofreciéndonos gratis cientos de veces las alternativas que hoy en día tenemos.

Que poco a poco la sociedad irá cambiando desde el paradigma clásico del intercambio con dinero a múltiples monedas como las virtuales, el trueque y el prosumismo, las monedas corporativas, la reputación, la energía producida en casa, la biodiversidad, el ocio, la inteligencia.

Esta multiplicidad de monedas que se sumará al dinero (dólares, euros, etc.) como medio de intercambio, permitirá una creación e intercambio de riqueza incluso aunque el trabajo tradicional escasee.

Adicionalmente, cada hogar será no sólo un centro productor de energía y de servicios, sino incluso una fábrica, a medida que nuevas impresoras 3D, más rápidas, precisas y baratas, lleguen a ellos. Podrás descargar cualquier objeto y tenerlo en minutos.

Los coches autónomos liberarán millones de horas para el ocio y el trabajo, cada día.

Los hogares inteligentes y las redes de sensores mejorarán la calidad de vida, la seguridad, la sanidad y las experiencias de ocio.

Sumad a esto las nuevas técnicas de construcción, que permitirán desde casas calidad baratas hasta rascacielos modulares, la exploración espacial, la nanotecnología, el internet de las cosas, la extensión de la esperanza de vida.

Todo eso y mucho más está al alcance de nuestra mano. Sólo tenemos que elegir entre dejar que el futuro se nos escape como siempre, o alargar la mano y cogerlo.

Tú decides.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s