Leyes contra el ciudadano

¿Pueden las leyes ir contra el ciudadano en lugar de ayudarle?

Todos tenemos en mente la reciente ley de energía que castiga a quien haya invertido en energía solar para convertir su casa en más eficiente energéticamente y cuidar el medio ambiente y su economía, pero hay más ejemplos.

La normativa de patentes perjudica al pequeño inventor frente a las multinacionales, crear una empresa sigue siendo una locura tras años de promesas de reducir la burocracia, y así hasta la saciedad.

No quiero entrar si esto es así por complejidad técnica, por intereses espúreos, por afán recaudatorio o por inutilidad de nuestros dirigentes, pero sí quiero señalar que tenemos un problema.

Las leyes ya no se hacen exclusivamente mirando el bienestar de los ciudadanos, sino que son redactadas teniendo en cuenta una miriada de intereses que muchas veces nada tienen que ver con el bien común.

Quizás sea un iluso y nunca fue así, pero es hora de cambiarlo.

En breve os haré un análisis de mis peripecias en Getafe para cuidar de los gorriones, estamos investigando la normativa local para ver si la prohibición de alimentar a las palomas (lógica por otro lado) nos permite algún resquicio a la hora de instalar comederos específicos para nuestros queridos Passer domesticus.

Os contaré mi experiencia con estas y otras normas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s