El Juego de Ender

Uno de los mejores libros que se han escrito.

Poca gente que haya leído El Juego de Ender, de Orson Scott Card, dudará de esta afirmación.

De lo que nadie tendrá la más mínima duda es de que es uno de los mejores libros de ciencia ficción, además de una novela capaz de conseguir que el lector se identifique con el protagonista como pocos consiguen.

No os contaré, ahora que van a estrenar la película esta semana, el argumento, lo conocéis hasta la saciedad. De lo que sí quiero hablar aquí es de los valores que el libro transmite de forma magistral.

Pero antes de ello, debo puntualizar que considero que el Juego de Ender son en realidad dos libros, El Juego de Ender propiamente dicho, y La voz de los muertos, la segunda parte. Todo lo demás no son sino ampliaciones y entretenimientos que no hacen sino adornar un poco, con mayor o menor fortuna, el universo creado por Card.

Y bien, ¿cuáles son esos valores de los que hablaba?

El primero de todos la necesidad que tiene la raza Humana de que cada uno de nosotros cumpla con su parte para garantizar su supervivencia. Esta idea se respira en toda la obra. “El mundo necesita un nuevo Napoleón, un nuevo Alejandro Magno…y Ender debe ser ése, pues no hay nadie más que se interponga en el camino entre los insectores y la destrucción de la Humanidad.

Todo lo demás es irrelevante si nuestra supervivencia se ve amenazada. Ni los derechos civiles, ni las normas de guerra…ni siquiera las necesidades de un niño.

Es un pensamiento poderoso, que nos pone a cada uno de nosotros una gran responsabilidad sobre los hombros, al tiempo que, para quien sea capaz de visualizar esta idea, nos da un sentido de propósito a nosotros y a nuestra existencia. Colaborar con la supervivencia de la especie.

Puede que ahora no tengamos insectores sobre nuestras cabezas, pero las amenazas de verdad están ahí, desde el cambio climático, la guerra, la amenaza de los asteroides, el hambre, la crisis o cualquiera de los muchos peligros que hemos creado. Y es responsabilidad nuestra ayudar a que nuestros seres queridos, nuestras familias y el resto de la Humanidad, sobrevivan.

La segunda enseñanza es que hay una diferencia entre hacer lo que se debe y hacer lo correcto. El dilema de Ender era haber destruido a los insectores, salvando la raza humana, y al mismo tiempo haber perdido la oportunidad de conocer una especie inteligente.

Ender tendrá una segunda oportunidad, una opción de redimirse, algo que nosotros no tenemos generalmente si no hacemos los correcto. Así que recuerda, haz lo correcto, aunque ello vaya contra lo que suelas o creas que debas hacer. No tendrás una segunda oportunidad.

En la segunda parte, vemos cómo el genio de Ender, utilizado para la guerra en la primera novela, es encauzado por el mismo protagonista hacia un amor por la vida en general y el respeto hacia sus semejantes en particular (y hacia aquellos que no son semejantes).

Y de aquí saco la tercera enseñanza, ama a tu prójimo, aunque no lo entiendas. Porque lo diferente, lo extraño, no tiene porqué ser malo, y esas diferencias son un muro que puede ser derruido por la comprensión y el respeto.

Trata a todos los demás con objetividad y respeto. No importa lo malas que parezcan sus vidas o sus acciones, sólo son seres humanos. Tras ellos hay una vida. Algo los hizo así, malos, buenos, héroes o villanos, idiotas o genios, cada uno de nosotros es una persona única, y merece la pena recordarlo cuando juzguemos a alguien.

Seguramente la película, centrada sólo en la primera parte, obviará esta tercera enseñanza, y quizás, aunque espero que no, la segunda. Se centrará sólo en la necesidad de un héroe, un genio militar, para salvar al Hombre. Aunque ese héroe sea un niño.

Una última cosa, una recomendación. Id a ver la película. Y luego, compraos el libro y devoradlo.

Os quedaréis enganchados a su acción, enamorados de sus personajes y alucinados por las ideas que despliega Card con su narrativa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s