Pero qué le pasa a la nanotecnología

Algunas personas llevamos menos oyendo hablar de las promesas de esta técnica, sólo 6 ó 7 años, pero hay otros que llevan con ello más de dos décadas, así que si quienes esperábamos avances mucho mayores que los actuales estamos decepcionados, imagino el ánimo que tendrán aquellos que asistieron a las primeras conferencias sobre el tema.

Parece cuando menos decepcionante que en un par de décadas no hayamos tenido la posibilidad de ver realizados algunos de las más grandes promesas de esta ciencia, y que no parezca en la próxima década vayamos a verlas cumplidas tampoco.

Ni robots microscópicos, ni ensambladores autoalimentados, ni médicos diminutos, ni edificios levantados en segundos de la arena del desierto, ni células fotovoltaicas que revolucionen el mercado energético (aunque de esto no estamos tan lejos). No parece muy probable que en los próximos años logremos construirlos ni disfrutarlos.

Sí, es cierto que ya empiezan a verse productos fabricados con técnicas nanotecnológicas, pero nada que pueda suponer una revolución en los próximos meses. Y eso es francamente decepcionante para quienes creímos que estábamos ante la panacea tecnológica que curaría todos nuestros males.

La pregunta es, en resumen, si la nanotecnología una ciencia que se desarrolla siguiendo el mismo patrón exponencial que la potencia de los microprocesadores o la capacidad de los discos duros, o sigue un patrón más lineal y de lento desarrollo.

¿La lentitud en su avance es debida a que se encuentra en la fase inicial de su crecimiento, en la parte plana de la curva, y se irá acelerando en los próximos años, o directamente no podemos esperar cambios a velocidad creciente?

La respuesta a esta pregunta es importante, porque de ella dependen muchas cosas. La llegada de ordenadores muchísimos más potentes, la expansión de nuestra longevidad, la curación de enfermedades hasta ahora mortales, la expansión de la inteligencia humana y muchas otras amas del progreso.

Así que creo que deberíamos dedicar un tiempo a analizar esta cuestión, y en función de la respuesta, ver qué se puede hacer para controlar, acelerar y sistematizar el proceso de desarrollo de la nanotecnología.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s