España Singular (2 de 2)

Los beneficios de conseguir que España se ponga a la cabeza de la carrera por la Singularidad son muchos.

Pleno empleo, una renta básica para cada ciudadano que le permita vivir de forma independiente, empresas mucho más robustas e inteligentes, capaces de competir con los actuales gigantes de todas las industrias, un PIB per cápita mayor que el que jamás ha disfrutado ningún país, estándares de salud, ambientales y de educación del siglo XXI, no los del siglo XX que tenemos en la actualidad.

Y el único sacrificio que se nos pide a cambio es que aceptemos el cambio, que trabajemos por el Futuro.

Poca gente lo entiende, si lees este blog seguramente serás uno de esos pocos.

Esto ya no es un partido de derechas e izquierdas, ni de ricos contra pobres. Unos y otros se verán arrollados por igual por la Singularidad si no nos garantizamos que nuestro país forme parte de quienes diseñen la llegada de la Inteligencia Social Maximizada.

La singularidad se va a producir, eso no es un tema de debate. Si la singularidad se produce de forma descontrolada, o controlada por alguien que nos deje fuera, ni todo el dinero del mundo podrá salvar el destino de una persona.

Por eso es fundamental que España sea una potencia en cuanto al acceso a la Singularidad Tecnológica.

Y ¿cómo conseguirlo?

Obviamente los pasos son claros.

1. Garantizar una educación de calidad que premie el esfuerzo y la excelencia, pero que no deje a nadie fuera. Los niños que se están incorporando ahora a la escuela serán quienes tengan que luchar las batallas que nos llevarán a la Singularidad. Desde ya es necesario empezar a prepararles para comprender un mundo de cambios, tecnología, y desarrollo exponencial.

2. Revertir el deterioro científico y tecnológico de España en todos los campos. Para ello, es necesario contar con recursos materiales, financieros y humanos. Pero, ¿cómo podemos conseguirlos? Veamos los siguientes puntos.

3. Turismo. España es una potencia en cuanto al turismo de masas, pero debemos fortalecer esta posición potenciando cada aspecto que hace nuestro país atractivo. Gastronomía, cultura, medio ambiente, historia, arte, ocio. Aumentar nuestro capital en cada uno de estos sectores debe ser una prioridad, así como mejorar nuestra productividad y nuestra imagen. Olvidaos de esta tontería de la marca España. Hay cientos de marcas individuales y regionales que harán más por nuestra supervivencia que invertir chorros de millones en campañas de Marketing.

4. Industria. ¿A qué hemos jugado? ¿Cómo es posible que hayamos dejado que Europa, y principalmente Alemania nos arrebaten toda nuestra industria? ¿cómo hemos podido consentir que nos diesen limosnas, por muy suculentas que fuesen, para desmantelar nuestra capacidad industrial? Debemos retomar el camino de la producción y el diseño industrial aun a costa de un inmenso esfuerzo. Deberemos hacernos más competitivos, más duros, más preparados y más tecnológicos.

5. Lo mismo ocurre con el campo y la agricultura. Crear riqueza desde el campo requiere un profundo replanteamiento que garantice la seguridad alimentaria y haga productivos y sostenibles nuestros cultivos.

6. Energía. España era una potencia en energías renovables y nuevas formas de generación de energía, nuestros diseños y productos se venden a espuertas, pero el Gobierno ya no apuesta por ello, a pesar de que crearía cientos de miles de empleos en industria, servicios, en agricultura, en formación. Debemos cambiar la tendencia que nos hace depender de otros para reducir nuestra insuficiencia energética. ¿Y qué mejor aliado para ello que quienes dominan la energía mundial en la actualidad?

7. Tecnología y servicios. Tenemos que conseguir que España sea puntera en cada una de las revoluciones que la ciencia nos está anunciando hoy en día. Biotecnología, nanotecnología, fabricación digital, trabajo distribuido, inteligencia artificial, robótica. Debemos recuperar mucho terreno perdido, y tenemos poco tiempo.

8. Solidaridad. Uno de los puntos principales para sortear la actual crisis es la solidaridad. No hablo de caridad, sino de institucionalizar la solidaridad voluntaria de tal forma que todos trabajemos por superar los problemas que hoy tienen familias, ayuntamientos y regiones. todos juntos.

9. Sentimiento singularista.

No me gusta la palabra singularista, pero si se os ocurre una forma mejor de denominar a quienes creen que la singularidad tecnológica es el camino que debe seguir la Humanidad hacia el progreso, decídmela.

Es imperativo que el sentimiento singularista se extienda. Que cada persona que viva, haya vivido, nacido o se sienta de aquí de corazón se conciencie de la importancia de lograr este objetivo. El bienestar que conseguiremos será inmenso, y los beneficios recompensarán con creces los sacrificios.

Por ello es imprescindible que todos nosotros comprendamos que debemos esforzarnos por trabajar juntos en estos nueve puntos. Que cada niño de este país, que cada jubilado, que cada parado o trabajador, comprenda lo importante que es para que logremos este propósito.

Sin este último punto será imposible conseguir ninguno de los otros ocho.

En futuros artículos desarrollaré cada uno de estos puntos y las iniciativas que tendremos que lanzar para ello, de momento quedaos con una promesa.

Si lo logramos, seremos el país más rico de la tierra, y no sólo podremos dispensar a quienes hoy no son nuestros amigos el mismo trato que nos dieron en el pasado y beneficiar enormemente a nuestro aliados, sino que conseguiremos la tan ansiada independencia económica que hará que cada uno de nuestros ciudadanos sea, por fin, libre de ataduras económicas.

Eso es la Singularidad, y por ella trabajamos.

Anuncios

2 comentarios sobre “España Singular (2 de 2)

  1. Ahora mismo se me ocurre que España podría destacar en la impresión 3d, creando objetos para su posterior venta, visto lo visto la creatividad en aquello de compartir archivos digitales que tenemos. Además de lo rápido que van a proliferar los planos de todo tipo de construcción en 3d rapidamente, estoy seguro.

    1. Efectivamente, deberíamos impulsar la fabricación 3D y la impresión digital. Y no sólo en el diseño de objetos, sino en la creación de las propias herramientas fabriles.

      ¿Por qué no tener nuestra propia industria de fabricación de equipos 3D?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s