A crear

No hay más salida, no hay soluciones mágicas para salir de la crisis. Sólo dos caminos de salida que, además, van inexcusablemente unidos.

Crear riqueza trabajando y crear riqueza innovando.

Lo hablaba el otro día con un familiar. En este país estamos todos tan acojonados y preocupados que sólo pensamos en conservar lo que tenemos, y no en crear cosas nuevas.

En tiempos de crisis, como los que vivimos, decir que hay que crear riqueza puede parecer un poco iluso, pero es así. Incluso con los pocos medios financieros que familias, instituciones, empresas y particulares que tenemos a nuestra disposición, es necesario reiterar que hay que crear riqueza para salir de la crisis.

Bien sea del lado de reducir lo que importamos, bien sea del lado de aumentar lo que exportamos, o de lo que se produce y consume aquí dentro, es el único camino.

No basta reducir inversión, no basta con hacer recortes, o desmantelas el estado del bienestar.

Sólo podremos salir de esta situación cuando todos y cada uno de nosotros y de las instituciones que conforman el país (y si me lo permiten, Europa) alineemos nuestros objetivos para incrementar el bienestar vía innovación y riqueza.

Porque la macroeconomía, las grandes cifras, se componen de los millones de economías domésticas y empresariales. Cada uno de nosotros es una parte de esa macroeconomía con la que nos bombardean en la noticias.

La deuda externa no es sino la suma de lo que personas y empresas venden fuera menos lo que compran fuera.

Los intereses de la deuda que pagamos son la famosa prima de riesgo, la deuda pública es la suma de lo que usted, yo, y millones de personas y compañías más, aportamos al Estado menos los que gastamos entre todos.

La famosa recesión se produce cuando durante medio año seguido, entre todos los españoles, no somos capaces de consumir/producir en nuestras fronteras lo mismo que los seis meses anteriores. Noten que uno consumo y producción, porque consumir sin producir nos lleva a aumentar la deuda, así que la única forma de poder consumir de forma sostenible en el tiempo es producir al menos los mismos recursos que consumimos.

La cosa se puede complicar más si introducimos el agotamiento de los recursos, y otras variables, pero creo que con esto nos hacemos una idea de lo que quiero decir.

La situación no mejorará hasta que una mayoría de nosotros, los españoles, los portugueses, los franceses… los europeos, consigamos aumentar la riqueza que producimos, y lo hagamos en todas las regiones al mismo tiempo.

De nada sirve que España crezca si Portugal sigue en recesión. El esfuerzo debe ser común, al igual que dentro del territorio Español.

Separar el destino económico de un andaluz del de un cántabro o de un catalán, es sólo una forma de ponerse una venda en los ojos y negar la realidad. Que cuando nuestros lazos económicos cada día que pasa son más fuertes, tratar de beneficiarme yo, perjudicando a mi vecino, nos conduce a lo que hemos llegado. La debacle.

Y eso vale en todos los sentidos. En una dirección y en otra.

Así que creemos riqueza, creemos bienestar y quizás, con esfuerzo, salgamos con bien de ésta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s