Sobre la prensa y la información económica en España

Mejorar la posición financiera de España.

No hacemos más que quejarnos de que los mercados nos maltratan, de que nuestra posición financiera está sometida al capricho de los especuladores, a las valoraciones de las agencias de calificación y a las opiniones de la prensa internacional.

La potencia de los diarios, webs y canales extranjeros en materia económica es apabullante, y nuestra prensa no puede presentar batalla.

Y no siempre es culpa de otros.

Es cierto que Bloomberg TV, Financial Times, The Economist o Forbes le dan mil vueltas a nuestros diarios, sus mercados están mucho más desarrollados, sus clientes tienen mucho más dinero y han sabido ganarse un alcance internacional que les garantiza acceso mundial. También se toman mucho más en serio su trabajo y los negocios.

Pero no podemos achacarlo todo a eso. Nuestras televisiones adolecen muchas veces de objetividad, lo cual no sería malo, si supiesen separar lo que son artículos de opinión de datos objetivos, y se enfangan muchas veces en disputas políticas y partidismos, en lugar de centrarse en lo que de verdad importa. Lo que genera riqueza. Todo lo demás es pelear por los despojos, y como carroñeros, no dominaremos el ecosistema, sólo sobreviviremos. Y mal.

He visto cadenas internacionales de televisión tener programación 24 H, dedicada a la economía, con opiniones muchas veces sí, pero claramente analíticas. Los contenidos de sus informativos, de sus conexiones, de sus análisis, no sólo es revisado y contrastado, discutido, alterado, modificado, mejorado y vuelto a revisar, sino que además viene envuelto en una presentación acorde con lo que se espera de un medio que pretende tomar el pulso económico mundial.

Por favor, que me entere de la fusión de dos empresas europeas por una cadena estadounidense antes que por las televisiones españolas.

Si pudieseis compararlo lo comprenderíais. La diferencia se nota incluso en los anuncios.

Quizás sea un problema de educación financiera en España, a la mayoría de la población no le interesan estos temas, aunque en ello vayan sus vidas. Y lo que es peor, a la mayoría de la gente que vive de esto, empresarios, periodistas, financieros…tampoco.

La prensa escrita está un poco mejor. Es cierto que destila partidismo, pero está llena de buenos profesionales que hacen su trabajo con los escasos medios que tienen, y el escaso interés que estos temas suscitan entre la población.

Ni siquiera la crisis ha conseguido que el ciudadano de a pie acuda a las webs de estos periódicos para informarse.

Así que son necesarios muchos cambios para que nuestros medios aumenten su influencia en los mercados internacionales y dejen de vapulearnos.

Primero, debería introducirse desde ya, sin esperar al curso que viene, la economía en las clases. Economía de verdad, sin partidismos. Oferta, demanda, papel amortiguador de los estados, impuestos, tipo de interés. Conceptos básicos e imprescindibles.

Segundo, la prensa económica debería mejorar la calidad de sus análisis, y la presentación de los mismos. Nada de política, nada de partidismo. Sólo el análisis y el pulso de lo que importa, los negocios y la forma en la que estos cambian el mundo.

Tercero, la economía debería estar más presente en la prensa y los informativos. No me refiero a lo que haga el BCE, la prima de riesgo, o Alemania. Me refiero a que los medios deberían hablar de fusiones, de lanzamientos de productos españoles, a datos económicos, de una forma más asidua y objetiva.

Cuarto, más presencia internacional. Con anuncios que recojan el potencial de negocio en España, y con ediciones en inglés, francés, alemán, chino o japonés de los diarios económicos.

Quito, la economía debe apoyarse en otras áreas. En todas las áreas, para evolucionar. Llevamos demasiado retraso como para ganar esta batalla por la información financiera jugando con las normas marcadas por el Financial Times. De la misma forma que es complicado montar ahora una agencia de valoración no estadounidense, tampoco vamos a cambiar de la noche a la mañana el flujo de información financiera.

A menos que evolucionemos. Debemos aprender de otras disciplinas para ver cómo se puede revolucionar el sector de la prensa económica, cómo podemos llevarla al siguiente nivel, antes de que lo hagan los diarios extranjeros. En eso los Españoles somos muy buenos.

Los casos de elBulli, de Zara son ejemplarizantes casos de empresas españolas que con trabajo duro, creatividad e inteligencia han revolucionado sus mercados. Pero hay otros, Edge Entertaiment, Panoramio, Zeltia, han aportado grandes valores, productos y servicios novedosos a sus mercados.

Hay otra forma de hacer las cosas, incluso en la tradicional prensa económica española.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s