Archivándolo y trasportándolo todo (fragmento de White Singularity)

Archivándolo y trasportándolo todo

Otro de los servicios revolucionarios que traerá la nueva forma de entender el mundo será el almacenamiento de objetos.

Todo objeto inerte u orgánico es en realidad un conjunto formado por información. Moléculas con una estructura bien definida que se unen para conformar un objeto determinado.

Si lográsemos conocer la estructura molecular, el estado cuántico de cada molécula, átomo y partícula de ese objeto, no sólo podríamos replicarlo cuando quisiésemos, como se logrará con la impresión en 3D, sino que realmente se podría construir exactamente ese mismo objeto.

La nanotecnología permitirá este prodigio.

En teoría, y probablemente en la práctica, será posible tomar un objeto, leer su estado cuántico, y luego emplear robots nanotecnológicos para desmantelarlo molecularmente. La información del objeto (o de cualquier cosa) se podrá almacenar en una base de datos privada accesible desde cualquier tiempo o lugar.

La materia que lo componía podrá usarse para construir cualquier cosa que deseemos.

Si en algún momento del futuro lo deseamos podríamos recomponer el objeto simplemente dando las instrucciones precisas a nuestro ejército de nanoides particular. Incluso podrían conservarse las mismas moléculas que lo componían para ello.

No se trata sólo de que podremos realizar el viejo sueño de las series y películas de ciencia ficción de la tele transportación, sino que lograremos que nuestros objetos viajen en el tiempo y se conserven para siempre.

Imaginaos cómo sería una mudanza en esa época de maravillas. Todos los objetos de nuestra casa, quizás incluso nuestras mascotas, serían reducidos a polvo, para luego, una vez en el nuevo hogar, volver a tomar forma instantáneamente.

El concepto de reciclaje también cambiará radicalmente. Se acabo tirar los objetos que ya no se usan. Podremos archivarlos en nuestro almacén personal en la nube, y acceder a ellos cuando deseemos, compartirlos con nuestros amigos o multiplicarlos.

Existirán programas específicos para tunearlos, modificarlos y convertirlos a nuestro gusto. ¿qué tal cambiar la pintura de nuestro coche? Veremos en nuestra nube virtual las posibilidades y podremos elegir antes de hacerlo, aunque tampoco tiene mucho sentido preocuparse de eso cuando puedes deshacer cualquier modificación instantáneamente.

La época de la escasez habrá terminado, ni la energía, ni la materia, ni la información serán un problema, y la abundancia tocará cualquier ámbito de nuestras vidas llenando de riqueza nuestro mundo material.

Pero, ¿qué pasará con el inmaterial? ¿Con el mundo de los sentimientos, las experiencias y las sensaciones?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s