La gran plaga de España

España tiene un problema muy gordo que le impide salir de la Crisis, y ése problema es precisamente que la gente no quiere ver su parte de culpa en la crisis.

Culpamos a los políticos, a los empresarios, a los banqueros, a todo el mundo, por habernos llevado hasta aquí, y seguramente tengamos razón. Pero solemos olvidarnos de dos cosas.

La primera, el papel que cada uno de nosotros ha jugado apoyando a la sociedad en el camino hacia esta locura que es hoy en día España.

Uno de los grandes problemas de nuestro país es el déficit exterior, compramos mucho más fuera de lo que vendemos. Imagináos una familia que durante años gasta más de lo que ingresa, y se endeuda, y se endeuda para seguir comprando más de lo que gana. Eso es lo que le pasa a España. Y todos somos un poco culpables, las grandes empresas, los bancos, pero también cada familia, cada persona.

Quién no ha derrochado electricidad sabiendo que somos deficitarios en petróleo, que sólo que el dinero que mandamos fuera comprando petróleo, gas y uranio arreglaríamos el país.

Quién no ha tirado latas a la basura, o papel, y no lo ha reciclado, sabiendo que importamos aluminio y papel a espuertas.

¿Quién no se ha endeudado de más sin mirar las consecuencias? ¿O a cambiado de coche o de televisor sólo por capricho?

¿Quién no ha pensado, si me tocase la lotería me haría un viaje a Cancún, Roma o Tailandia..?

Es esa mentalidad parte de la crisis, y no podemos negarlo.

La segunda cosa que hacemos mal, es no reclamar el papel que todos jugamos par salir de ella. Cuando pensamos en la crisis pensamos que otros nos tienen que sacar las castañas del fuego. Que los directores de nuestra empresa tienen que arreglarla, que los alcaldes deben mantener las ciudades en perfecto funcionamiento, que los políticos deben arreglar la economía, que los banqueros deben prestar dinero, que los empresarios deben crear empresas, que el Estado debe cuidar de nuestros ancianos y niños.

Y no digo que no deba ser así. ¿Pero qué hay de nuestra propia responsabilidad?

¿Tan lejos ha llegado la atonía y la dejadez social que nos ha metido en esta crisis que ante la dejadez de todas las castas, nos cruzamos de brazos como niños y pataleamos quejándonos de que nadie hace nada? ¿Y nosotros, qué podemos hacer en cada uno de estos ámbitos?

¿Qué podemos hacer para asumir parte de la responsabilidad que los inútiles que nos han llevado a esta crisis no son capaces de asumir? ¿qué puedes hacer tú para mejorar tu empresa, para que exportemos más, para crear tejido social al margen del ayuntamiento, para cuidar un bosque, para montar un pequeño negocio que no requiera mucho capital, para ayudar a un familiar?

Esas son las preguntas que uno debería responder cada vez que se queje de que la crisis esto, o la crisis lo otro.

Yo he encontrado mi forma de aportar algo mediante la escritura, ayudando a conocidos y amigos con sus empresas en mi tiempo libre, escribiendo un libro, reciclando.

Puede que eso por si sólo no arregle el mundo ni nos saque de la crisis pero creo que si entre todos hiciésemos un poquito, si millones de personas tuviésemos actitudes más solidarias y más productivas (con la sociedad) crearíamos un impulso suficiente como para salir de ésta mucho antes de lo que la gente que nos gobierna cree.

Y lo haríamos dejándoles de lado, qué gran venganza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s