El Sonido del Silencio

El silencio siempre asusta,  pues viene acompañado de soledad. Por eso, desde que la oí por primera vez, me ha encantado esta canción  de Simon & Garfunkel.

Y es que para mí las palabras del título tienen un significado especial, pues van íntimamente relacionadas con los libros y la vida.

Como sabréis, siempre he querido tener mi propia editorial, un lugar desde el que publicar aquellos libros que yo considere que han ser ofrecidos al mundo.

Poco a poco me he ido dando cuenta de que esta ambición es en realidad un deseo íntimo de llenar el vacío que crea el silencio y la soledad.

Dicen que en el fondo, todos estamos solos, que el sonido del silencio nos envuelve mientras la algarabía diaria nos rodea y ensordece, y que incluso rodeados de gente, o de quienes amamos y nos aman, en el fondo de nuestras almas sabemos que los único que tenemos es el sonido del silencio.

La única forma de darle voz a ese silencio, sin romperlo, es aceptarlo, disfrutarlo, y hacer introspección de nuestras vidas.

Y la mejor herramienta que conozco, la única que garantiza efectividad plena en la tarea de llenar ese sonido del silencio, sin emitir una sola palabra que estropee su calma, son los libros. Es con ellos en la mano cuando se entablar una conversación entre el silencio y tú.

Seguramente nadie piense como yo, pero no puedo dejar de creer que cuando la soledad y el silencio rodean nuestras almas y nuestros corazones, y el estrépito chillón de la vida moderna embotan nuestras mentes, la mejor forma de acallar el ruido y de darle voz al silencio para conversar con él son los libros.

Porque, ¿qué es un libro sino el acto supremo de darle voz al sonido del silencio por parte de quien lo lee y de quién lo escribe?

Ninguna tarea solitaria, ninguna, ofrece más gratificaciones íntimas, únicas y personales que el escribir o el leer. Nada como un libro produce un placer más duradero, nada estimula las emociones y las neuronas igual, nada que se haga a solas llena tanto una vida.

Nada convierte el silencio en un amigo, y la soledad en un premio, como los libros.

Y todavía hay gente que me pregunta porqué escribo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s