Historias familiares de post guerra

Dejarme contados una historias sobre mi abuelo. Una historia familiar que había oído a mi madre, pero hasta el día de hoy no había conocido la historia completa.

Resulta que mi abuelo, combatiente republicano, pasó cinco años en la cárcel.

Siempre pensé que había sido por luchar en ese bando, y que mi otro abuelo, combatiente nacional se había librado por eso.

Ambos recibieron heridas de guerra, y estoy seguro que ambos hubiesen preferido ahorraras la experiencia combativa, pero es lo que tocó.

El caso es que uno oye las cosas, o be las películas de la guerra civil, y piensa que son casos extremos, de los que nuestro cine, tan falto de ideas, intenta sacar partido.

Pues bien, hoy me han dicho que mi abuelo estuvo en la guerra porque un excombatiente de la División Azul, con más dinero que decencia, le denunció por rojo.

¿El motivo verdadero? Que mi abuelo se negó a sembrar patatas con él.

Mi abuelo pasó cinco años en la cárcel, y mi familia, que por entonces andaba bien de dinero como para no pasar penurias, pasó hambre, porque a un ricachón del pueblo le sentó mal que no quisiese plantar patatas con él.

A veces la realidad supera a la ficción, y el conocer estas historias le da sentido a nuestra memoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s