La Misión de nuestra Generación

Quizás haya momentos en tu vida en los que sientas un cierto vacío en tu interior, una especie de llamada al orden que te dice, a veces sin que entiendas las palabras, que no estás haciendo nada con tu vida.

Sí, sé por experiencia que la mayoría de las veces consigues acallar ese vacío, que no llenarlo, con viajes, vacaciones, fiestas, compras, viendo series…pero también sé que sientes que cada vez esa sensación va creciendo y creciendo en tu interior. Tal vez tengas la sensación de que estás fracasando en tu Misión.

Quizás no, quizás no sientas nada de esto, y ya la vida te esté bien como está, aunque si miras al futuro no veas nada que vaya a quedar como tu Legado.

Seas del tipo de persona que seas, es importante que conozcas que independientemente de ti, tus gustos, y tus creencias personales, sí que existe una Misión para nuestra generación. No importa como seas, lo que pienses, o lo que hagas, no puedes escapar del hecho de que formas parte de una generación de seres humanos, la X, la Z, los Millenials, el Baby Boom, y que en esta vida, cada generación afronta sus retos y tiene su misión que cumplir.

Algunas veces fracasan, como quienes debieron evitar las Guerras Mundiales, otras triunfan, como aquellos que trajeron la democracia, o la industrialización, o la globalización, o Internet, al mundo.

Por supuesto, la cosa no es tan sencilla, hay muchos retos y muchos objetivos, quizás por ello hace unos años la ONU estableció 17 objetivos a cumplir antes del año 2030 (nos quedan poco más de diez años). Cosas como el hambre cero, el fin de la pobreza, la igualdad, la protección de los ecosistemas terrestres y marinos, el cambio climático…bueno, ese tipo de cosas sin cuya consecución no entiendo cómo los Seres Humanos podemos seguir llamándonos así.

Así que, quizás ése sea el objetivo final de nuestra generación, o de las dos o tres generaciones que ahora mismo compartimos la Tierra, conseguir terminar de cumplir de una vez por todas con estos 17 objetivos.

Y no es tarea fácil, es una tarea titánica, pero tampoco es algo imposible de lograr, como muchos alegan como excusa para ni intentarlo. Se puede conseguir.

Podemos, en el transcurso de la vida de nuestra generación, terminar con el hambre y la pobreza en el mundo, construir más democracias, restaurar el daño causado al medio ambiente, crear una transición hacia un modelo energético sostenible, hacer universales la Salud, la Educación y la Igualdad y el trabajo digno.

Sí, también tienes dentro de ti esa voz que te dice que es muy difícil de lograr, que te vayas de fiesta. Y no me parece mal, pero mañana con la resaca dale una pensada a esto.

Qué puedes hacer tú por mejorar el mundo, y por ayudar a que la Humanidad, nuestra generación, sea recordada por conseguir crear la mayor época de paz y prosperidad en la Historia. No se trata de que lo dejes todo y te vayas a construir retretes a África, sino que pienses qué necesita este mundo para mejorar. Qué necesita tu comunidad para ser más próspera…¿más productividad? ¿más empleo? ¿más educación enfocada a las nuevas tecnologías que garantizarán trabajos mejores? Piensa que necesita el medio ambiente de tu zona para que las cosas mejoren, ¿que te unas a uno de esos grupos que limpian de plástico las playas o de papel los bosques? ¿que ayudes con la extinción de las aves urbanas haciendo comederos y casetas?

Como ves, no se trata de hacer grandes cosas si no puedes, sino de sumar tu empuje e iniciativa a los de millones y cientos de millones de personas más que cada día hacen el mundo un poco mejor con su trabajo, con sus acciones y con sus actividades de voluntariado.

Tampoco estás sólo, ni los recursos de que disponen quienes quieren cambiar el mundo son escasos (Bill Gates, M. Bloomberg, Warren Buffet, los creadores de Facebook, Amazon o Google, y muchos multibillonarios más tienen amplios programas de donaciones, e incluso han prometido dar gran parte de su fortuna para mejorar el mundo).

También hay numerosos emprendedores sociales que luchan cada día por innovar para limpiar los océanos, aumentar la educación, producir comida sana y con menor impacto ambiental.

Con esto quiero decir, que si sumamos cientos de millones de personas que queremos mejorar el mundo (ojalá fuesen miles de millones), con los recursos de gobiernos, ONGs y filántropos billonarios (ojalá hubiese más), con las iniciativas de empresas sociales, y con el desarrollo tecnológico, bueno, la cosa no se ve tan imposible ¿no?

Sí, es complicada, hay demasiado ruido en el mundo ahora mismo, demasiadas malas noticias, demasiados frentes y problemas, por eso es tan importante lo que tú, o yo, podamos aportar. Quizás tú no puedas curar la diabetes, o la rabia, ni construir un millón de plantas potabilizadoras (aunque yo no te subestimaría) pero puedes ayudar a que un puñado de niños se escolarice, o a que en tu ciudad se instale un nido de cigüeñas, o a que en un instituto tengan una impresora 3D para que tus hijos y sus compañeros tengan mejores oportunidades laborales en el futuro, o a crear un banco de alimentos en tu barrio, o a plantar un par de árboles. O tal vez tengas una idea que mejore tu trabajo y ayude a que tu empresa sobreviva y no se destruya empleo, o se cree riqueza en tu ciudad.

Y eso, ya de por sí, es mucho, porque solucionar problemas de toda índole y en todo ámbito nos acerca poco a poco, paso a paso, a que logremos esos 17 objetivos que darían como resultado una Tierra más sana, justa y sobre todo una Humanidad que por fin pueda estar orgullosa de si misma.

Así que sí, quizás ésa sea justamente nuestra Misión. Una misión para la que nos queda relativamente poco tiempo, y que me gustaría ver cumplida antes de marcharme de este mundo…¿a ti no?

¿No te gustaría que cuando nuestros descendientes miren este momento preciso de la Historia nos recuerden como quienes terminaron con la destrucción ambiental, con la pobreza, el hambre y la sed, quienes trajeron la igualdad y la justicia y la democracia a todo el Mundo, en lugar de maldecir nuestro nombre por haberles legado un mundo caótico, pobre y devastado?

Bueno, tal vez no, yo no estoy en tu cabeza, pero sí te puedo decir que es algo que me ronda frecuentemente por la mía, y me obsesiona que fracasemos pudiendo construir un paraíso aquí para todos nosotros. Me duele sólo pensar que seamos una de esas generaciones que la Historia recuerde como una generación fracasada.

Quizás haya otros retos, como dirigir de forma sabia y pacífica la transición digital a un mundo hypertecnificado, o unificar la Humanidad en una sola nación, o en una Federación de Estados que explore El Sistema Solar unidos, pero curar las principales enfermedades, restaurar el medio ambiente, terminar con el hambre, la pobreza y universalizar la energía limpia, el acceso al agua potable, a la educación, la igualdad y la justicia me parece un buen comienzo.

0 erg3g535.jpeg

Anuncios

El mundo redefinido, o cómo EEUU está cavando su propia tumba.

Antes de entrar en materia, veamos un mapa donde el tamaño de cada país se adapta al tamaño de su población en el mundo.

world-map dkjrhtvhoruh iruh iotr.png

Como podéis ver, Estados Unidos y Europa posee una amplia desventaja en el comercio mundial, por cuanto sus poblaciones y potenciales consumidores serían muchos menos que en el caso de la región asiática, en caso de una guerra comercial total.

El eje del poder en el mundo se está desplazando hacia Asia, eso es innegable, y la alianza informal entre China y Rusia, así como los acercamientos diplomáticos entre antiguos rivales, hacen augurar un cambio de en el peso específico de las economías mundiales todavía más acelerado que el ocurrido hasta ahora. Es de suponer que al igual que se han creado alianzas como la Unión Europea, la OTAN o las diferentes asociaciones de estados africanos y sudamericanos, veremos en los próximos años surgir unos lazos mucho más fuerte de las economías asiáticas, que cuentan, como podéis comprobar, con una apabullante ventaja de población, lo que supone al cabo, consumidores y mano de obra.

Igualmente, si atendemos a criterios de superficie tampoco parece que Estados Unidos cuente con el territorio y los recursos necesarios para seguir siendo el líder del mundo (libre o no) si asumimos que más terreno, población y recursos naturales, unidos a una mayor innovación, suponen unas oportunidades de crecimiento y desarrollo mayores, aunque muchas veces, una cosa no va unida a la otra.

Un mercado común o incluso una alianza asiática que incluyese Rusia, India, China, Mongolia, Japón y algunos países más tendría una importante porción del terreno mundial y la población necesarios para desarrollar proyectos que podrían ir desde infraestructuras energéticas a escala continental, a espaciopuertos para colonizar el espacio, pasando por el dominio de los océanos Pacífico, Índico y Ártico.

stock-vector-green-red-yellow-brown-world-map-borders-countries-and-cities-illustration-image-contains-next-385690123 auto3845o8 o87tbceothckjshcieu4htoie45ocuvy.jpg

Todo esto viene a colación de la guerra comercial y política que Donald Trump ha desatado contra todo aquel que no considere americano, creando una inestabilidad en el comercio y las relaciones internacionales tal que ha puesto en peligro incluso el desarrollo económico.

Seguramente la visión cortoplacista del presidente de los Estados Unidos se deba a que no entiende las bases del propio poder norteamericano, ni su historia, como parece que sí lo han hecho sus rivales chinos y rusos. Ojo, no digo que su estrategia sea mala a corto plazo para los Estados Unidos, pero sí que el aislamiento y dar la espalda a sus aliados naturales, como ha hecho en su primer año y medio de mandato, es una estrategia a largo plazo que va a acelerar su caída desde la primera posición como potencia mundial.

Veamos. Si establecemos que una hipotética unión asiática en la que se incluyese a Rusia, quien parece bastante cómoda con tener de vecina a una China poderosa, que recorriese el continente de Norte a Sur y de Este a Oeste, desde Paquistan a Japón, y desde Indonesia a Rusia, tendríamos un bloque geopolítico y económico de más de 3.500 millones de personas, la mitad de la población mundial.

America-Eagle-versus-China-Dragon-and-Russia-Bear wpirfoehvgourtho.jpg
Imagen de news-front.info

Adicionalmente, esta unión asiática tendría acceso a una gran cantidad de recursos naturales, desde madera, carbón y petróleo, a alimentos, tierras raras y metales. No sólo porque los posea en su territorio, que también, sino porque países como China, Japón y Rusia llevan décadas asegurándose el acceso a los proveedores de Oceanía, África, Groenlandia y Sudamérica. Nadie tiene un poder de compra de materias primas como ellos.

Así mismo, gracias a la presencia en él de algunas de las economías más dinámicas e innovadoras del mundo (Japón, China, Singapur, Taiwan, India, etc.) este bloque contaría con todos los elementos necesarios para crear innovadores proyectos tecnológicos y dinamizar sus ya de por sí cambiantes economías.

Por supuesto, veremos numerosos problemas para que esta unión se cree, las menores de los cuales no será la interferencia de Estados Unidos ni las actuales diferencias políticas (China/Taiwan/Japón, las dos Koreas, India/Pakistán). Sin embargo, cada vez se hace más evidente los beneficios que una unión así podría proporcionar a sus impulsores y sus miembros.

Iniciativas como las de La Nueva Ruta de la Seda van a poner durante los próximos años de manifiesto que los beneficios de olvidar viejas rencillas son infinitamente grandes, garantizando un bienestar a sus poblaciones y una riqueza a sus empresas que de otra forma sería inalcanzable.

Y mientras tanto, ¿qué pasa con Occidente?

Antes de nada mencionar que, personalmente, creo que tanto Korea del Sur como Japón son países occidentales, por sus democracias, sus economías y su estilo de vida, aunque sean países asiáticos. Otra cosa es que la política de Trump les arroje en manos del bando contrario.

Porque de eso se trata precisamente, de que quizás Estados Unidos esté dando de lado a la comunidad internacional, aislándose, y ese aislacionismo no sólo va a entregar el poder a China, quién estará presta a ocupar su posición vacante en el mundo internacional, sino que le cortará su propia influencia para mantener sus relaciones comerciales, tan necesarias para mantener su crecimiento.

Recientemente se oyen palabras diciendo que Europa, la Unión Europea debe elegir bando en el conflicto entre Estados Unidos y China, como ya tuvo que hacer entre Estados Unidos y Rusia.

Yo no lo tengo tan claro.

Estados Unidos y Europa han sido aliados durante todo el siglo XX, pero el comienzo de siglo esto parece haber cambiado. Y no sólo por Trump. Antes de él, Europa ya se ha visto en la tesitura de sancionar a Rusia para seguir siendo fiel a su aliado del otro lado del Atlántico, lo que la ha puesto en una posición incómoda no sólo frente a Rusia y Turquía sino que la ha hecho pagar en sus propias carnes el intervencionismo americano en Siria, Libia y otros territorios.

Ojo, no digo que Europa deba aliarse con países con una deriva antidemocrática tan evidente como China, Rusia o Turquía, pero sí que apoyar al “amigo” americano, cuando éste se ha despreocupado de las consecuencias de sus actos para con Europa, y en el último año la ha situado (junto con Canadá) entre sus enemigos y rivales, no parece tampoco una salida inteligente. Apoyar a quien te insulta cuando enfrente tienes a un bloque que claramente será superior en unas pocas décadas no es muy inteligente.

Europa debe elegir su camino, en mi opinión, tratando de mantenerse neutral en este conflicto, y tratando de mediar entre ambos contendientes, al tiempo que sigue intentando exportar valores democráticos y cívicos al resto del mundo.

Para ello no sólo debe demostrar sus valores, sino ser capaz de defenderlos a nivel internacional mediante la política y las nuevas armas económicas (innovación y progreso tecnológico). Y ése es un tren que ha perdido las ultimas décadas, así que debe recuperarlo.

Mientras Estados Unidos siga despreciándonos, no podemos ni ser fieles aliados ni soldados económicos en una guerra que cualquiera de los dos dos bandos está más que dispuesto a volver contra nosotros. No tengamos la menor duda. Como ya lo fue a principios y mediados del siglo XX, Europa no es para China, Estados Unidos y Rusia si no un campo de batalla donde disputarse el dominio mundial.

Esta vez preferiría que los castigados países europeos se viesen fuera del conflicto que se avecina, tome el cariz que tome. Y si hay que tomar partido, al menos que sea en favor de quien respete los derechos que Europa defiende y de quien respete a la propia Europa.

 

La Guerra de Tesla no ha terminado

No, no nos equivoquemos, la guerra contra Tesla de los llamados cortos (especuladores que apuestan a que las acciones de una compañía van a bajar, y que tienen a esta compañía en su punto de mira) no ha terminado.

Es cierto que Tesla ha vivido tiempos convulsos, en las que las noticias (tanto las falsas como las verdaderas) habían puesto a la compañía al borde del descalabro bursátil (de hecho, la acción bajó de 370 dólares a 250 en un par de meses, en gran parte por los excesos twiteros y algunos errores de comunicación de Elon Musk.

IMG_2440.JPG

Por suerte, el trabajo duro del equipo de Tesla ha solucionado aparentemente esta presión, y los resultados trimestrales, así como el cumplimiento de las metas de producción semanal del Model 3, han devuelto a los mercados la confianza en la compañía, hasta el punto que sus acciones han vuelto a subir hasta 250 dólares los últimos días, y que algunos de los vendedores en corto más famosos se han convertido en inversores de la propia Tesla.

Sin embargo, la guerra de los cortos no ha terminado, se juegan demasiado, y van a realizar cualquier acción que crean legal (o que bordee la legalidad) para volver a hacer bajar las acciones de Tesla. Repito, se juegan demasiados, algunos, incluso la quiebra total.

Tesla, por su parte, sólo puede hacer una cosa para sobrevivir a esta guerra. Seguir trabajando duro para seguir creciendo y demostrando que la confianza de los inversores, los mercados y los clientes no es en vano. Construyendo y entregando más y más unidades cada mes, mejorando sus márgenes, expandiendo sus operaciones, ampliando su gama de vehículos y trabajando muy duro.

Es importante que lo logre porque nosotros sí que nos jugamos algo mucho más importante que unos dólares, como los cortos, nosotros nos jugamos el Futuro de la Humanidad al éxito de Tesla.

 

tesla-roadster-matte-black dth5uv4567u65.jpeg

Prohibición de los vehículos de combustión en 2050

El Gobierno de España acaba de anunciar que va a proponer el fin de la venta de vehículos de combustión, incluidos los vehículos híbridos, para el año 2040. Además, propone el fin de la circulación de los mismos para 2050.

Lo que podría parecer una buena noticia no es sino retrasar lo inevitable, y yo hubiese sido mucho más ambicioso para ayudar a nuestro país a adaptarse al cambio imparable de los vehículos no contaminantes. Proponer 2030 como fecha de fin de comercialización, y el 31 de diciembre de 2039 como fecha límite para la circulación de estos vehículos nos hubiese obligado a realizar el esfuerzo que vamos a tener que hacer, y ponernos entre los países que van a liderar un cambio que transformará la industria, la comercialización, la generación y la distribución de energía, el automóvil y la logística.

Todo lo demás es retrasarnos y quedarnos rezagados de la industria 4.0.

 

software_update lk ajehr eutvoeh ouyer.jpg

Cómo aumentar la productividad de los equipos de reporting locales

En la mayoría de los departamentos de control de gestión y análisis gran parte del trabajo consiste en colocar los datos de forma comprensible para la dirección de la empresa.

Equipos enteros pasan días y días colocando datos, utilizando complejas fórmulas de excel, descartando información irrelevante desde el punto de vista analítico, procurando dar una consistencia en el tiempo y una lógica analítica que permita comprender mejor el negocio a quienes tienen que tomar las decisiones relevantes sobre él.

Generalmente se preparan complejos cuadros de Excel y se montan presentaciones enviándose a los directores por email, y luego pasar a resolver sus dudas en reuniones presenciales.

En uno de los proyectos en los que he colaborado encontramos gracias a la unión con los equipos de IT de la empresa, que podíamos automatizar gran parte de estas tareas.

Con una mínima intervención humana se podían preparar los cuadros de excel e incorporar a una herramienta que terminaría el proceso de tomar y organizar la información relevante, para luego darle la oportunidad a los directores de crearse sus propios reportes personalizados cada mes.

Este proyecto suponía un ahorro de tiempo impresionante, pues no sólo limitaba la intervención humana en tareas repetitivas, sino que además permitía a cada director gestionar la información de su área como él creyese más adecuada. Podía organizar las tablas y gráficos poniendo el foco allí donde creía más necesario, y recibía la información mensualmente en sus dispositivos sin tener que estar pendiente de correos ni presentaciones.

Por supuesto, el equipo de reporting disponía de mucho más tiempo para analizar los resultados y los kpi´s, haciendo su contribución más valiosa todavía.

Para montarlo no sólo se necesitaba el programa adecuado y las personas adecuadas de IT, sino que además era necesario un conocimiento importante de cada área y faceta del negocio por parte del equipo de control de gestión, y mucha valentía para cuestionar su propio papel.

Al menos, fue así hasta que una reestructuración canceló el proyecto y se volvió al antiguo método. A veces nos quejamos que los empleados no son innovadores, pero sin el apoyo de la Dirección, la innovación de toda la empresa puede quedar en nada, como así fue.

home-office-336373_960_720 srfgrw6th5yu5

La industria del Comic y el Rol frente a Skynet

Todas las industrias en general, y la del rol y el cómic en particular, se van a enfrentar a un desafío tecnológico en las próximas décadas. La llegada de la inteligencia artificial lo va a cambiar todo.

En pocos años (no sé cuantos, porque la cosa va más lenta de lo que yo pensaba en un principio) la inteligencia artificial se va a aplicar a la mayoría de los negocios, y si bien uno pensaría que una industria tan creativa y pequeña como la d el rol en España no debería verse afectada por ello, sí que lo hará, dejadme que os explique porqué.

Hasta ahora la inteligencia artificial ha sido utilizada por grandes compañías como Google, Amazon, IBM o Facebook básicamente para vendernos mejor la publicidad de sus anunciantes (Alexa no es sino eso, por ejemplo).

Sin embargo, técnicas como el aprendizaje profundo están permeando a otras industrias, como el periodismo, la escritura, la medicina, la selección de personal e incluso para guionizar películas, y pronto tendrán un impacto mayor en el mundo. Ahora mismo estas herramientas de IA son rudimentarias, como lo serían los primeros teléfonos portátiles de principios de los 90, pero pronto irán afinando sus capacidades.

Además, la IA se está democratizando, de tal forma que no será por mucho más tiempo algo exclusivo de gigantes, pues cada vez están surgiendo más plataformas que permiten usar recursos de IA en la Nube.

De igual forma, los recientes desarrollos de hardware aumentan la capacidad y la versatilidad de las técnicas de inteligencia artificial, gracias al diseño de chips específicos, y mejores servidores.

Adicionalmente, vemos cómo numerosas plataforma de ocio están yendo hacia los servicios streaming, siguiendo el camino de Netflix y Spotify, y podemos decir que pronto lo veremos en otras muchas industrias, ya ha nacido el de los videojuegos de la mano de Microsoft, pero pronto alcanzará la industria editorial, el cómic y el rol.

Por último, tendremos un nuevo tipo de computación, en una década o así, la computación cuántica, que si bien no nos servirá para todo sí para ciertos tipos de cálculos masivos en paralelo.

¿Qué quiero decir con todo esto? Pues que la suma de todos estos avances va a tener un resultado imprevisto en el mundillo del rol español (y el de casi cualquier idioma). El desembarco masivo mediante plataformas de los gigantes del mundo lúdico.

A ver, si yo fuese una empresa estadounidense, o alemana, o japonesa, del mundo de los juegos de rol, respaldada por una distribuidora o grupo de ocio potentes, estaría frotándome las manos. Pongamos un ejemplo, Wizard of the Coast.

Wizard tiene en su catálogo juegos como Magic y D&D, y ambos han sido licenciados y traducidos a múltiples idiomas. Lo mismo pasa con Paizo y su Pathfinder, o con los editores de Vampiro y Mundo de Tinieblas. Detrás de Wizard hay un grupo muy potente, Hasbro, cosa que no es exclusiva del rol, Marvel tiene detrás a Disney y DC a Warner Bross. Aquellos que no lo tengan detrás, pronto lo tendrán.

Es de imaginar que una empresa como Disney querrá añadir a su nuevo servicio de streaming los cómics de Marvel, llevando su plataforma hacia nuevos horizontes, de la misma forma que lo ha hecho DC, y que el resto de empresas hagan lo mismo en el futuro. Hasbro quizás se asocie con Netflix e Image, quién ya está sacando cómics, o Warner con Paizo y con Tood Mc Farlane Productions, y Onyx Path con Amazon Prime. Veremos compras de empresas grandes y pequeñas para ganar catálogo y músculo de licencias y clientes. Fusiones y adquisiciones de toda la vida para quienes nos movemos en el ámbito de la consultoría y el negocio empresarial.

Muchos de nosotros tendemos a pensar que esto no nos va a afectar aquí, pero nos equivocaríamos. Mucho.

Porque es aquí donde entra la IA y todos esos recursos que he mencionado. Es de suponer que incluso aunque las advertencias sobre la burbuja de la Inteligencia Artificial sean ciertas, y la cosa se pinche, creo que sí podemos vaticinar con mucha seguridad que en el campo de los traductores la cosa no se va a detener.

La traducción de idiomas va a seguir mejorando mes tras mes, hasta hacerse perfecta, e incluso en industrias de traducción tan complejas como la del rol, llegará a ser muy fiable. Lo mismo pasa en el campo del arte, donde quizás las máquinas no sean muy buenas realizando creaciones artísticas, pero sí copiando a artistas e imitando su estilo (escritores, maquetadores, ilustradores). Esto también va a mejorar y se va a convertir en una plataforma accesible mediante la nube. Quizás pase en unos años, o en una década, pero va a suceder.

Ahora pensadlo bien.

Por un lado tenemos plataformas ansiosas de llegar a todos los mercados par rentabilizar licencias adquiridas o desarrolladas con un enorme esfuerzo de tiempo y dinero. Por otro, sistemas en la nube (plataformas) accesibles capaces de traducir cualquier cosa, y no sólo eso, sino capaces de tomar un formato de maqueta y aplicarlo mediante IA a todo un libro replicando perfectamente el original. Y ya lo tenéis.

Siendo Netflix, o Dysney, o HBO, o Microsoft, o Warner, o Amazon, y habiendo comprado muhcas licencias de cómics, libros y juegos de rol para complementar sus plataformas en idioma inglés, ¿os limitaríais a ese mercado y dejaríais que los licenciatarios del resto del mundo se llevasen parte del pastel?

No.

Cogeríais esas plataformas automáticas de traducción y maquetación y pondríais vuestros libros y juegos a disposición del mundo en todos los idiomas que Google y el resto de traductores pudiesen producir. Con un coste de pocos euros la traducción, veríais las inmensas ganancias que esto podría tener, como las veo yo.

Así, cuando salga el D&D 6ª Edición, seguramente estará disponible para leerlo en streaming en cien idiomas al mismo tiempo, incluso podrá ser descargado dentro de la App para tenerlo disponible sin conexión.

Y lo mismo pasará con Vampiro, con Pathfinder, y con multitud de juegos de empresas más pequeñas, pues incluso ellas podrán hacer lo mismo. ¿No me créeis?

Mirad por ejemplo la plataforma DrivethruRpg/Comic. Quizás no llegue a convertirse en una plataforma de suscripción con su contenido gratuito previo pago de una cuota mensual, pero tampoco le hace falta. Con esta tecnología podrían hacer una edición inmediata de cada uno de los juegos y cómics que distribuyen, y venderlo no sólo en el idioma patrio, sino en cualquiera accesible a traducción y maquetación online.

Esto tiene su lado bueno, pues lo que vale para el inglés vale para los otros idiomas, y cualquiera de nuestras empresas podría lanzar un juego y traducirlo a otros idiomas de forma inmediata. Quizás así sí pudiésemos competir, pero a corto plazo tengo mis dudas de si seríamos capaces de hacerlo, por la situación del mercado.

Y esto sólo siendo pesimistas en el desarrollo de la IA, si fuésemos optimistas, y pensásemos que ésta se podría desarrollar de forma más generalizada, yo diría que entraríamos ya incluso en el terreno de desbancar a los autores (escritores e ilustradores). Quizás no en el diseño del juego o el módulo, pero sí en cuanto a crear spinoffs basados en sus estilos. Me explico.

Yo puedo hacer una aventura para un juego, escribirla y contratar un ilustrador. Se la paso a mi editor que además de ponerla en una plataforma internacional paga unos cuantos euros, muchos menos de los que me pagaría a mí por haberla escrito, para que pasen la aventura por un sistema de IA cada vez que la compre. Esto costaría a lo mejor menos de un euro, quizás sólo unos pocos céntimos.

La IA tomaría mi aventura y el perfil de quien la va a comprar (lo ideal sería tener una idea de quienes serían los jugadores pero no hace falta) y con sus gustos, preferencias e incluso comentarios en redes sociales (para eso sirven los datos que se venden unas a otras, ¿qué os creíais?) adapta la aventura al gusto del cliente. Podría incluso dar a elegir cosas como los niveles de los personajes, la duración, etc. La IA tomaría mi aventura, la traduciría al idioma del comprador, la maquetaría, la adaptaría en duración, contenido y dificultad y lo haría siguiendo el mismo estilo que yo he usado en mi aventura, incluso cambiando las imágenes de los ilustradores para adaptarlas a dichos cambios.

El comprador incluso podría seleccionar varias opciones y por sólo unos pocos euros más, obtener cuatro o cinco aventuras basadas en la misma pero para diferentes grupos de jugadores, tiempos de juego y necesidad de experiencias (iniciados, munchkin, narrativa, de terror, etc.)

Por un par de euros más podría tener contentos a cuatro o cinco grupos de juego totalmente diferentes sin necesidad de adaptar él nada.

Y en el cómic lo mismo. La IA adaptaría la historia y la trama a nuestros gustos, siendo incluso capaz de continuar la historia como la dejó en números sucesivos, y siendo bastante fiel a la trama elaborada por el guionista y a las ilustraciones del dibujante originales.

Toda una maravilla y una pesadilla de derechos de autor ¿eh?

En resumen, la IA, de desarrollarse medianamente como en los últimos cuatro años, va a permitir a los gigantes de la industria ofrecernos todos sus juegos al instante en plataformas de suscripción, a los pequeños editores asociarse en plataformas para traducir sus juegos a otros idiomas, y a los consumidores, tener una variedad de elección varios órdenes de magnitud mayores de la que tenemos ahora, ya inmensa de por si.

¿La única solución para nuestra propia industria patria? Adaptarse.

Sobre cómo hacerlo, quizás hablemos otro día.

e333sry346u56u6fa69-28d6-4198-bbec-f95661a67d89.jpeg

Singularity 2044

Como sabréis el propósito de este blog es acercar la Singularidad Tecnológica, el punto en el que el desarrollo tecnológico será tan rápido que no será posible seguirlo para una mente humana normal.

PPTExponentialGrowthof_Computinglocho5egtv57g6t5cuyegouctgbcysgeuy45c463.jpg

 

Para ello intentamos crear conceptos e ideas nuevos, difundir noticias sobre avances científicos y tecnológicos y hacer que la idea de la Singularidad cale en la Sociedad entre la ciudadanía.

Es una pequeña aportación pero espero que al final haya servido para acelerar algo la llegada de la Singularidad Tecnológica al menos en unos pocos días.

¿Cuándo se producirá este evento? el máximo teórico de la Singularidad, Ray Kurzweil, inventor, empresario escritor y uno de los ingenieros jefes de Google ahora, piensa, tras estudiar las tendencias tecnológicas y su estimación de crecimiento, que se producirá en 2045. Por su parte, Masayoshi Son, dueño de Softbank e impulsor del Fondo de inversión para la Singularidad “Vision Fund”, piensa que se producirá en unos 30 años, más o menos por la misma fecha.

Ahora mismo tratar de predecir la fecha exacta es una temeridad, o mejor dicho, un intento de fijar una fecha aproximada para tener en mente ese objetivo, con todas las precauciones necesarias.

Y quizás nosotros también necesitamos una fecha objetivo, para ver si por nuestro esfuerzo conseguimos anticiparla aunque sea unos días, como es mi objetivo.

Siguiendo las proyecciones de Kurzweil fijaré la fecha de llegada de la Singularidad (que repito, es aproximada y más un proceso que un punto fijo) en 2045, en concreto el uno de enero de 2045. Vamos a ser optimistas y pensemos que la Singularidad llegará el primer día de 2045 de una forma segura para y beneficiosa la Humanidad.

Y como nuestro objetivo es acelerar esta llegada en unos días, vamos a suponer que ésta llega el 30 de diciembre de 2044, porque conseguimos adelantarlo un par de días con nuestro esfuerzo.

¿Y por qué hago esto? Pues en cierta forma par air haciendo un seguimiento periódico de estas estimaciones, para ir ajustándolas y ver si la Singularidad se retrasa o se adelanta respecto a estas previsiones.

Os lo iré contando.

 

PPTMooresLawai wf 4r4 534v 5o46g vvgkh g feruy.jpg